Monterrey, NL. Arca Continental (AC), la segunda embotelladora de Coca-Cola más grande de América Latina, anunció que incrementará sus capacidades productivas, comerciales y de distribución en México con una inversión de 4,000 millones de pesos durante el 2017.

Lo anterior será posible porque la embotelladora ha realizado una responsable gestión de deuda, un sólido desempeño de sus operaciones y su compromiso con el crecimiento rentable, lo que le permitirá incrementar en el 2017 sus inversiones en los mercados que atiende, principalmente en México.

Esta perspectiva favorable para este año se debe al desempeño positivo de sus volúmenes de venta en el último trimestre del 2016, con un crecimiento anual estimado de 8% en el país, reflejo de los sólidos fundamentos operacionales desarrollados a lo largo de los años, la consistente inversión en el mercado y la continua optimización de la arquitectura precio-empaque.

Confiamos en que tenemos la capacidad de sortear con éxito estos tiempos de incertidumbre, como lo hemos hecho en el pasado, manteniendo consistentes nuestros planes de inversión con visión de largo plazo y asegurándonos de ejecutar con excelencia en el mercado, y con la disciplina administrativa y solidez financiera que nos caracteriza , aseguró Francisco Garza Egloff, director general de Arca Continental.

La compañía afirmó que la mayor parte de los pasivos de la compañía están financiados a largo plazo y 75% de los mismos están contratados en la misma moneda en la que se generan sus ingresos, por lo que se tiene una mínima exposición cambiaria. Respecto a los costos de materias primas adquiridas en dólares, en México se tienen cubiertas en forma directa para el primer trimestre de este año más de 50% de las necesidades a un tipo de cambio de 18.35 pesos. Lo anterior es adicional a la cobertura natural proveniente de los flujos en dólares que recibe de sus operaciones. Adicionalmente, Arca Continental avanza conforme a lo previsto en el proceso para integrar las operaciones de Texas, parte de Nuevo México, Arkansas y Oklahoma. Una vez concretada la transacción, los territorios de Estados Unidos en conjunto con otros negocios actuales permitirán que cerca de 50% de los ingresos totales estén denominados en dólares .

En relación con las operaciones en Sudamérica, Perú y Ecuador, obtendrán sinergias adicionales por 13 millones de dólares anuales derivadas de nuevos contratos de suministro de envase y aligeramiento, mientras Argentina continúa beneficiándose de la integración vertical de su cadena de suministro, con la adquisición del Ingenio Famaillá. En el 2017 superaremos la meta de 100,000 millones de pesos en ventas, sin considerar la nueva operación en Estados Unidos , afirmó Garza Egloff.

maria.flores@eleconomista.mx