Una década después, ultima la apertura del establecimiento número 500. Según fuentes cercanas a la compañía, se espera que entre mayo y septiembre probablemente más en la segunda mitad del año se produzca la inauguración de la tienda 500 de Inditex en China.

Una apertura que aún no se sabe en qué ciudad será; «estamos pendientes de la evolución en la construcción de varios centros comerciales», aseguran estas mismas fuentes.

El grupo de Amancio Ortega está presente en China con todas sus enseñas: la más importante es su firma estrella Zara (149 establecimientos), pero también tienen tienda Massimo Dutti (50), Stradivarius (64), Bershka (61), Pull & Bear (60), Oysho (39), Zara Home (17) y Uterqüe (2).

El gigante asiático es ya el segundo mercado del mundo en número de establecimientos para el grupo, después de España. "Dada la excelente acogida de nuestra propuesta y puesto que Inditex considera China un mercado clave, la compañía prevé mantener el ritmo de aperturas en ese país en los próximos años", aseguró Pablo Isla, en la junta de accionistas de 2012.

Entonces, el hito era cerrar el año con 425 tiendas en más de 50 ciudades. A 31 de octubre, Inditex contaba con 442 establecimientos en China, mercado sólo superado por España, con 1.869 establecimientos.

EVOLUCIÓN

En los diez años que Inditex lleva en China, el salto de la compañía ha sido enorme. A nivel de facturación, el grupo ha pasado de ingresar en todo el mundo unos 5,670 millones de euros en 2004 a 15,946 millones en el 2012; una cifra que previsiblemente superará al cierre de este ejercicio.

El primer local en China era de su firma estrella, Zara, y estaba situado en el centro de negocios y comercial IFC, en la isla de Hong Kong. Con esa apertura, Inditex alcanzaba la cifra de 2,000 tiendas repartidas en todo el mundo. Hoy, casi diez años después, el grupo textil español supera los 6.250 establecimientos.

También en estos años ha cambiado su estrategia de crecimiento. Cuando en 2004 abrió su primera tienda en China, Inditex señalaba a Europa como principal destino de su expansión internacional «donde se ubican la mayor parte de sus tiendas y donde van a seguir produciéndose la mayoría de las aperturas en los próximos años».

En concreto, Italia, Francia y Reino Unido eran los destinos escogidos para un proceso de expansión "más intenso".

Actualmente estos mercados han cedido el protagonismo a los países emergentes como China, Rusia y México, donde, aunque Inditex llegó más tarde, son ahora el motor de crecimiento del grupo textil.

ONLINE

La apuesta por el país más poblado del mundo no sólo tiene su reflejo en el número de establecimientos. También en la apuesta online de la compañía. En septiembre de 2012, la empresa española lanzó su plataforma de venta online en el gigante asiático, que puso en marcha en el mercado español dos años antes.

La presencia de Inditex en China tiene también un importante impacto en el empleo local. A las personas que trabajan en sus tiendas –cuya cifra el grupo no detalla– se suman los más de 170,000 empleados que integran las plantillas de los fabricantes que trabajan para Inditex en el país asiático, al cierre del último ejercicio.

En ese periodo, Inditex contaba en su programa de clústers (el modelo de asociación formado por proveedores, patronales y sindicatos que utilizan habitualmente las firmas textiles) con 224 proveedores en compra que, a su vez, están asociados a 966 fabricantes.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica