La Comisión Federal de Electricidad (CFE) considera que hay restricciones para que se cumpla totalmente con la Estrategia Nacional de Energía (ENE), pues sólo es una guía para el sector.

Alberto Ramos Elorduy, subdirector de Proyectos de la CFE, dijo: La ENE marca la historia del sector eléctrico (...) pero como todo plan, sabemos que no se va a cumplir, es una guía .

Explicó que la Estrategia busca que se dé un mayor despacho de energías renovables; sin embargo, la paraestatal está obligada a utilizar la energía más económica.

La energía que ofrece el menor precio, añadió, son las centrales termoeléctricas de ciclo combinado.

Incluso, de acuerdo con el documento de la ENE, la cual recientemente fue ratificada por el Congreso, las energías renovables representan mayores inversiones, pues un kilowatt generado en una central de ciclo combinado cuesta 973 dólares, mientras que en una eólica es de 2,360 dólares y en una geotérmica es de 2,169 dólares.

Consultado luego de participar en la Expo Negocios Verdes organizado por el Tecnológico de Monterrey, ciudad de México, el funcionario comentó que a diferencia del entorno internacional en donde se otorgan subsidios a las energías alternativas para que puedan competir en el mercado, México no puede seguir esa práctica.

La CFE no da subsidios. Si alguien hace eso, al otro día está en la cárcel , expresó.

Presupuesto para La Parota

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) prevé que en el presupuesto del 2011 estará pidiendo recursos para la construcción del proyecto hidroeléctrico La Parota, que se ubicará en Guerrero.

Ramos Elorduy comentó que la central que se edificará será cerca del río Papagayo y aclaró: No está cancelada, es un proyecto tan importante que está dentro del programa de proyectos .

Sin embargo, para que esta obra avance, dijo, será necesario lograr los consensos entre ejidatarios, con el fin de poder incorporar el proyecto La Parota en el presupuesto del próximo año.

Se prevé que el proyecto representará una inversión de 800 millones de dólares y podría generar 10,000 empleos durante su construcción.

Según el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, que apoya a los opositores a la obra, resultarían afectados 25,000 campesinos de unos 30 pueblos de Guerrero.

El proyecto de la presa La Parota prevé inundar 17,000 hectáreas de tierras cultivables de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, en Acapulco, Guerrero.

[email protected]