Un consorcio liderado por la constructora mexicana ICA obtuvo este viernes un contrato para la construcción de la losa de cimentación del edificio terminal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con una oferta de alrededor de 7,556 millones de pesos (405 millones de dólares).

El anuncio disparó el precio de las acciones de ICA, que se encuentra en medio de una reestructuración de su deuda tras incumplir algunos pagos. Los papeles ganaban un 8.13% hasta los 3.06 pesos en la Bolsa Mexicana de Valores a las 17:21 GMT.

NOTICIA: Nuevo aeropuerto capta 2,000 millones de dólares

El contrato, asignado por Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), es parte del proyecto de 13,000 millones de dólares para la nueva terminal aérea, que deberá comenzar a operar en el 2020.

En la licitación, 16 empresas presentaron ofertas.

"El contrato adjudicado se formalizará dentro de los 30 (días) del fallo", dijo el subdirector de contrataciones del GACM, Jaime Medinaveitia, durante el anuncio difundido via Internet.

ICA ha visto golpeada su liquidez en los últimos dos años por la escasez de nuevos contratos y la depreciación del peso mexicano, que ha elevado su deuda.

La constructora participó sin éxito en las licitaciones para la construcción de las pistas dos y tres del nuevo aeropuerto, en un consorcio junto con la portuguesa Mota-Engil, en agosto.

NOTICIA: Nuestras ofertas tienen la rentabilidad deseable

Se espera que ICA, junto con la española Ferrovial, presente una oferta para construir el edificio terminal del nuevo aeropuerto, cuyo costo se estima en 3,500 millones de dólares.

Esta semana, la empresa anunció que su unidad ICA Fluor ganó un proyecto minero en el centro de México junto con la canadiense Goldcorp, aunque no reveló el valor del contrato.

erp