El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) asignó directamente a Ernst & Young (EY) la realización de los servicios de auditoría contable y fiscal (due diligence) a dos empresas relacionadas con el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT) para no retrasar la compra de 49% de esa terminal que está en poder de Aleatica.

Y la auditoría legal, como parte del proceso, será realizada finalmente por el equipo jurídico del grupo. Con la información obtenida, se establecerá el monto del pago que hará el gobierno federal.

En ambos casos, las decisiones fueron tomadas luego de que se declararon desiertos los procesos de licitación por invitación la semana pasada. En el primero participaron cuatro firmas con propuestas económicas que promediaban 2 millones de pesos y en la segunda solamente se generó interés en un despacho.

El titular del GACM, Gerardo Ferrando, comentó al respecto que se pretende culminar la compra de la participación que tiene Aleatica antes de que concluya el 2019 y que existen diversas alternativas de recursos para ello, aunque todavía no se toma la decisión final.

“Lamentablemente por cuestiones que no cumplieron los cuatro convocados tuvimos que declarar desierta la licitación para la auditoría fiscal y contable, pero dentro de las formas de la ley respectiva se permite hacer una asignación directa que la hemos hecho hoy (el viernes)”, comentó.

Los concursos que inició el GACM para conocer a detalle la situación interna de las empresas de Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca (donde además participan Aeropuertos y Servicios Auxiliares y el gobierno del Estado de México, con el 51%) y Servicios Administrativos Mexiquenses del Aeropuerto Internacional de Toluca fueron realizados con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

En su artículo 43 se establece que en el supuesto de que un procedimiento de invitación a cuando menos tres personas haya sido declarado desierto, el titular del área responsable de la contratación en la dependencia o entidad podrá adjudicar directamente el contrato siempre que no se modifiquen los requisitos establecidos en dichas invitaciones.

La compra va

Desde que se anunció formalmente la cancelación del aeropuerto de Texcoco (a finales del año pasado) y como alternativa, se planteó el sistema aeroportuario del Valle de México, se habló del interés de comprar la parte que tenía Aleatica, ex-OHL México, en el aeropuerto de Toluca.

De acuerdo con funcionarios de la SCT desde ese momento iniciaron las negociaciones que incluyeron la firma de convenios de confidencialidad y de una carta de intención de compra el 15 de agosto. “Ahora entramos a la parte formal de compra donde tenemos que respaldar ciertas cuestiones con información técnica”, detalló.

El funcionario también recordó el reciente nombramiento de Luis Federico Bertrand Rubio, en sustitución de Alexandro Argudín, como director de la terminal de Toluca.

[email protected]