El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) declaró desierta la licitación para elegir el despacho que realizará la auditoría contable y fiscal (due diligence) a dos empresas relacionadas con el Aeropuerto Internacional de Toluca, con la finalidad de establecer los términos de compra de 49% de participación que tiene Aleatica.

Luego de evaluar las cuatro propuestas entregadas, para lo cual se tomaron cuatro horas más de lo previsto, se determinó que no se cumplieron con los requisitos técnicos establecidos.

Las ofertas económicas que ya no fueron consideradas por el GACM, como lo establece la convocatoria, son: PricewaterhouseCoopers (2 millones 650,000 pesos), KPMG Cárdenas Dosal (2 millones 625,000 pesos), Mancera (2 millones 220,000 pesos) y RSM México Bogarin (1 millón 88,600 pesos). En todos los casos sin considerar el IVA.

De acuerdo con el acta de fallo, las tres primeras firmas coincidieron en no presentar el manifiesto de vínculos con servidores públicos en el que el licitante afirme o niegue vínculos o relaciones de negocios, laborales profesionales, personales o de parentesco por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado que tengan las personas con el o los servidores públicos.

Así, queda pendiente la elaboración de la auditoría a las empresas Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca y Servicios Administrativos Mexiquenses del Aeropuerto Internacional de Toluca.

El pasado 15 de agosto, el grupo informó que había firmado una carta de intención con Aleatica para adquirir la participación referida.