La Autoridad Francesa de la Competencia pronunció este jueves dos multas de un monto acumulado récord de 950 millones de euros contra 13 de los principales fabricantes del sector de limpieza/higiene/belleza por un acuerdo sobre los precios entre 2003 y 2006.

La primera multa, por un monto de 345.2 millones de euros, se refiere al sector de la limpieza del hogar, y está destinada fundamentalmente a las empresas Colgate-Palmolive, Henkel, Unilever y Procter & Gamble.

La segunda, por un monto de 605.9 millones de euros, fue pronunciada contra varios fabricantes de productos de higiene/belleza, incluyendo a las empresas del primer acuerdo, así como L'Oréal y Gillette.

Esta última multa es la más importante pronunciada por la Autoridad, superior a las que ya fueron infligidas al sector de la telefonía (534 millones de euros) y de la banca (384 millones de euros).

Las empresas de los sectores de la limpieza y de la higiene/belleza fueron condenadas por haber coordinado "sus políticas comerciales con la gran distribución y en particular por haberse concertado sobre los aumentos de precios", indicó el jueves la Autoridad de la Competencia durante una rueda de prensa.

"No cabe duda de que estos acuerdos tuvieron un impacto" en el nivel de los precios en los comercios y por lo tanto "sobre los consumidores", declaró Bruno Laserre, el presidente de la Autoridad, aunque el perjuicio no pudo ser precisado con exactitud.

Todas las empresas condenadas tienen un mes para apelar a esas sanciones ante el Tribunal de Apelaciones de París.

erp