El próximo 24 de abril la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche) se reunirá con los candidatos a la presidencia de México en el marco del Tercer Foro Nacional de Lechería, con la finalidad de hacerles saber que México tiene la capacidad para alcanzar la autosuficiencia de leche pero se requiere de políticas públicas y de espejo que permitan competir en igualdad de condiciones con otros países.

Mediante un comunicado se puntualizó que en Campo Marte, Ciudad de México, se le cuestionará a Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador, sobre sus estrategias para brindar seguridad y certidumbre al sector lechero nacional.

“El desconocimiento del sector de los lácteos y la falta de cumplimiento de compromisos por parte de las autoridades gubernamentales ha provocado no sólo el estancamiento sino la desaparición de alrededor de 10,000 unidades de producción lechera en lo que va del sexenio, situación que se empeora con la integración de México  a los acuerdos comerciales del TPP y la Alianza del Pacífico”, alertó Vicente Gómez Cobo, presidente de la Femeleche.

Destacó que en México, tan sólo en Jalisco y la Laguna, se producen más de 20 millones de litros diarios, pero se cuenta con capacidad por sus suelos y condiciones climatológicas, para que en otras zonas del país  se produzcan 10 millones más, tomando en cuenta que existe una capacidad ociosa del 15% de los que actualmente están produciendo y 15% más que están completamente vacíos y que se podrían entrar en operaciones, con lo que la producción nacional de leche podría incrementarse en 35% en tan sólo 5 años.

“México puede ser autosuficiente sin que se tenga que cerrar al mundo, actualmente exportamos cerca de un millón de litros diarios de diferentes productos y podemos exportar más, pero tenemos que mirar al mercado interno porque aquí tenemos más de 120 millones de mexicanos que podrían consumir mucho de lo que no se produce en el país”, puntualizó Gómez Cobo.

Apuntó que el sector insistirá en la modificación a la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), para que por una parte, se reduzca la tasa sector de acuerdo con su ingreso, y por otra, se permita la asociación para hacer más productivo al sector, con lo que además se ayudaría al pequeño y mediano productor.

Asimismo, insistió, la integración de las 5 millones de unidades productivas que hay en el campo mexicano, tendría un costo fiscal calculado de 20,000 millones de pesos con grandes beneficios, en primera instancia el fiscal con la formalización de los productores, y por otra parte para que con el paso del tiempo el productor pequeño se vuelve mediano y el mediano grande, con lo que las tasas impositivas crecen y tienen dinero para pagar.

De la industria lechera dependen directamente  240,000 familias, además de concentrar a más de 40,000 ganaderos con una producción de entre 30 y 35 millones de litros diarios, y cuyo valor es de 250,000 millones de pesos, es decir más del 1% del PIB.

Además de los candidatos presidenciales en el Foro participarán funcionarios del gobierno federal, especialistas nacionales e internacionales entre ellos Melinda de Sallyards, ministra consejera para Asuntos Agropecuarios, de la Embajada de Estados Unidos; Malcolm Bailey, Ex Presidente de Fonterra; Bertrand Bourmaud, director Mundial de Rumiantes Neovía; Reyes Altamirano, Director del Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agroindustria y la Agricultura Mundial; y John Wilson Vicepresidente Senior de Dairy Farmers of America. 

empresas@eleconomista.mx