El pasado mes fue el peor agosto para la industria automotriz desde el 2009, al observarse contracciones de 10% y 12.7% en producción y exportación, respectivamente, de acuerdo con cifras divulgadas por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

El descenso de las exportaciones también fue el menor para cualquier mes desde abril del 2016 (-15.6 por ciento).

De acuerdo con cifras del Inegi, México produjo 337,462 unidades en agosto, que significan 35,780 autos menos con respecto a igual mes del 2018, cuando se fabricaron 373,242 unidades. En dicha caída se suma la marca KIA, que se mantenía en crecimiento.

La industria exportó 281,811 autos al mundo, al registrar caída de 12.7%, equivalente a 40,968 unidades menos respecto de agosto del 2018.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) informó que la caída en producción se debe al ajuste de cambio de inventario y modelos de las armadoras; aunque la exportación fue por la menor demanda de Estados Unidos ante la presencia de la celebración del Día del Trabajo (5 de septiembre).

En conferencia de prensa, Eduardo Solís, presidente de la AMIA, refirió que la menor producción durante agosto es resultado de tres factores: “Hay marcas que nos han indicado cambios en sus líneas de producción (Nissan y Mazda); otras que tras una caída en la demanda de los modelos han tenido que hacer ajustes. Incluso, una de ellas dijo públicamente (Honda) que cerrará un turno por la baja demanda que está teniendo. Mientras que otras dos marcas tuvieron un periodo vacacional en agosto”.

Durante el octavo mes del año, de las 11 automotrices instaladas en México, siete de ellas reportaron caídas de producción: Audi con 44% menor ensamble respecto a agosto del 2018; Mazda disminuyó 51%, Nissan 21.7%; FCA 78%; KIA 18.7%, le sigue General Motors con 2.3% y 3.1% cayó Volkswagen.

Durante los primeros ocho meses del 2019, México ha producido 2 millones 609,165 unidades, 1% menos comparado al mismo periodo del 2018. “Las señales de debilitamiento mundial ahí están y nos están alcanzando, por eso estamos viendo estos números que espero en la última parte del 2019 podamos recuperar un poco y terminar con números modestos pero positivos”, comentó Solís sobre la producción.

En cuanto a la baja en las exportaciones en agosto, el dirigente de la AMIA refirió que las ventas en Estados Unidos fueron buenas en dicho mes, al presentar un incremento de 10.5%, con una venta de 1 millón 638,284 unidades contra el 1 millón 482,215 autos de agosto del 2018.

No obstante, los envíos de autos mexicanos a Estados Unidos cayeron 8.9% en agosto, considerado como un efecto inusual de una celebración interna.

“Estados Unidos tuvo un mes particularmente bueno, pero es una ilusión parecida a la que tenemos en la Semana Santa, el Labor Day. El año pasado cayó en agosto, entonces vamos a tener una diferencia a la hora de comprar. Esperamos en septiembre una caída que refleje el crecimiento que vimos en agosto. Se espera un septiembre con caída que refleje crecimiento inusual”, expresó.

Volkswagen presentó la mayor caída en las exportaciones de 37.9%, la automotriz que envía principalmente SUVs Tiguan pasó a 40,757 autos a 25,317, y KIA cae 22.6% por primera vez, al enviar 19,744 unidades de 25,523 que exportó en agosto del 2018.

La exportación ascendió a las 2 millones 299,528 unidades durante los primeros ocho meses del año, esto es 1.6% más con respecto al periodo enero-agosto del 2018.

 

Se comercializaron 1,668 unidades

Venta de camiones al mayoreo se desploma 61.2% durante agosto: ANPACT

La venta de vehículos pesados en México al mayoreo (las que realizan las empresas) se desplomó 61.2% durante agosto pasado, al observarse una comercialización de 1,668 unidades, que contrasta con el mismo mes del 2018, cuando se vendieron 4,301 unidades, reportó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Mientras que las ventas al menudeo (las que realiza el hombre-camión) se redujeron 19.8%, con un monto de 3,068 vehículos pesados y comerciales unidades, contra las 3,824 unidades del mismo mes del 2018. “La caída en las ventas es un fenómeno que preocupa a la industria y de no tomarse las medidas pertinentes, puede agravarse”, aseguró Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT.

 

Abundó que la disponibilidad de diésel ultra bajo azufre (UBA) en todo el territorio nacional es un tema fundamental para la industria en el corto y mediano plazo. “Requerimos certidumbre y actualmente las disposiciones establecidas en la NOM-044 no le dan seguridad jurídica a la industria, ni certeza a los transportistas para comprar unidades nuevas”, acotó.

Argumentó que la caída en las ventas tanto al mayoreo como al menudeo, durante el mes de agosto, confirma la tendencia pronosticada, consecuencia del salto tecnológico hacia la tecnología EuroV/EPA07.

Dijo que la NOM ambiental establece que la industria debe producir vehículos pesados con tecnología EuroV/EPA07, o más nueva, desde el pasado 1 de julio, tecnología que puede funcionar con diésel regular.

[email protected]