Ahora no fue el desacuerdo en el precio de 95% de las acciones de Mexicana de Aviación que venderá Tenedora K a Med Atlántica, sino el error en el cheque lo que impidió que se realizara la operación mercantil.

Por ello, el juez del concurso mercantil, Felipe Consuelo Soto, una vez más, emitirá una nueva fecha para realizar el proceso de traspaso accionario, mismo que continuará hoy al medio día.

La razón parece sencilla, pero tiene que ver con el tema del IVA. Primero, se pedía que el cheque fuera por 9 millones más el IVA y después, se acordó que sólo sería por 9 millones , explicó Ricardo del Valle, secretario general de la Asociación de Sobrecargos de Aviación al término de la reunión.

A lo anterior se suma que el documento bancario ya había sido expedido a nombre de Tenedora K; sin embargo, el representante Jorge Gastelum, pidió que se cambiara, pues éste debe salir a nombre de uno de los despachos que representan, no sabemos el nombre, pero eso ya se lo hizo saber a Med Atlántica , añadió Del Valle.

Aclaró que el tema de 5% de las acciones que posee la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) ya no fue tema de discusión, porque ya se acordó directamente con Gastelum y con ellos no hay dificultad .

Aun cuando se acordó desde hace dos semanas la fecha para realizar la audiencia del traspaso de acciones de Mexicana de Aviación en poder Tenedora K, la reunión se prolongó en dos ocasiones debido a que el representante de Med Atlántica, Cristian Cadenas, no llegaba al encuentro para concluir con la operación mercantil.

EL HORARIO, UN PROBLEMA

La explicación que ofreció a los medios de comunicación el juez Felipe Consuelo Soto a los medios de comunicación fue que el retraso, aunque no lo crean , se debe a que se requiere realizar el proceso en un horario bancario, de ahí que sea al mediodía de este jueves cuando se retome la diligencia.

De acuerdo con los líderes sindicales, éste es un paso importante en el proceso de reestructura de la aerolínea, pues con ello se iniciarían de lleno las negociaciones con los mayores acreedores (Banorte y Bancomext) para dar paso a solicitar el Certificado de Operador Aéreo en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y levantar el concurso mercantil.

Cabe mencionar que la diligencia se realizó en privado al interior del juzgado y hasta el cierre de la edición se mantiene el precio acordado por las partes de 9 millones de dólares por la compra de la aerolínea más antigua de México.

pmartinez@eleconomista.com.mx