Durante el mes de diciembre del 2018 los empresarios en México moderaron su optimismo en cuanto a la economía nacional en relación con meses previos. El Índice de Confianza Empresarial (ICE) se ubicó por debajo del umbral mínimo en los tres sectores registrados: el comercio, la industria manufacturera y la industria constructora.

Después de que en meses anteriores (julio y agosto) se presentaran niveles históricos de confianza empresarial. Los empresarios mexicanos ya ligan al menos dos meses con bajas en sus expectativas presentes y futuras acerca de la economía, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial del Inegi.

En comparación anual, este diciembre fue mejor para los empresarios del comercio y la construcción, el ICE en estos sectores creció 2.5% y 1.6% respectivamente. Para los empresarios de la industria manufacturera no hay alto optimismo, durante diciembre su confianza cayó 0.9% en comparación con el mismo mes del 2017.

Empresarios manufactureros, más preocupados

Los empresarios manufactureros son los que presentaron mayor desconfianza ante el panorama actual y futuro de México y de sus unidades económicas. El optimismo en este sector cayó 0.7% en diciembre en relación con el mes previo. La confianza en que la economía nacional será mejor en el próximo año cayó 1.2% en su comparación mensual.

La industria manufacturera redujo sus expectativas en cuanto a la operación de sus empresas. Consideran que habrá menos personal ocupado, menor inversión en planta y equipo, que los precios de insumos aumentarán y que los precios de venta no les favorecerán.

Los comerciantes, moderados

Por su parte, los empresarios comerciales, registraron estar ligeramente más optimistas. La confianza en este sector aumentó apenas 0.2% en comparación con el mes pasado, sin embargo, continúa situándose por debajo del umbral mínimo.

Los comerciantes redujeron su nivel de confianza respecto de la situación actual de la economía nacional y de sus empresas. De acuerdo con cifras del Inegi, las expectativas acerca de las ventas netas y del personal que se empleará en sus unidades cayó 0.1% en comparación mensual. Al cierre de año, los empresarios comerciales se muestran moderados ante el panorama económico de México dentro del próximo año.

Las constructoras, más optimistas

Durante el último mes del año, el sector de la construcción en México incrementó su nivel de confianza empresarial en 0.4%, respecto de noviembre. Pese a la recuperación del optimismo de los constructores no se ha logrado superar el umbral mínimo.

La confianza en cuanto a la posibilidad de realizar inversiones adecuadas y la confianza en que mejore la situación económica del país son las principales dudas de los empresarios del sector constructor.

Las expectativas dentro del sector de la construcción se recuperaron positivamente al cierre del año. El único rubro donde cayó el optimismo fue el del valor generado por las obras ejecutadas como subcontratistas, en este aspecto los empresarios redujeron su confianza 0.9% en comparación mensual. El panorama en este sector fue el más optimista durante diciembre; los empresarios constructores aumentaron su confianza en que tendrán un mayor número de contratos y subcontratos y que podrán emplear a más personas en sus empresas.

ana.garcia@eleconomista.mx