Después de que su deuda en diciembre del 2010 acumulara 20,803 millones de pesos y sostuviera un proceso de reestructuración por medio de concurso mercantil con acreedores de México y Estados Unidos por incumplimiento en pagos crediticios e instrumentos de deuda, Comercial Mexicana ha salido de apuros financieros reduciendo su deuda a cerca de 5,000 millones de pesos.

No obstante, reducir poco más de 70% sus deuda le ha costado a Comercial Mexicana (La Comer) desprenderse de su participación accionaria en Costco de México, que le representaba una afluencia de aproximadamente 46 millones de clientes, 15% de sus activos e ingresos cercanos a los 14,915 millones de pesos, de acuerdo con el Reporte 2011 de Costco Wholesale.

José Calvillo, director de Administración y Finanzas de Comercial Mexicana, explicó que al final del año esperan reducir su deuda a poco menos de 3,400 millones de pesos, en mejores condiciones que las actuales, para dar más impulso a su crecimiento en los próximos años.

Con su nuevo estatus financiero, la tienda de autoservicio ya planea para este año abrir 13 nuevas tiendas, 15 unidades en el 2013 y hasta 20 a partir del 2014, después de que su entrada en concurso mercantil detuviera prácticamente sus planes de expansión e inversiones de capital en comparación con periodos anteriores.

Con ello, al final de este año, La Comer estima un crecimiento en ventas totales de 5.0 a 5.5%; ya para el 2013 se espera que la minorista mexicana alcance un incremento de 8.0% en sus ventas. Y del 2014 en adelante se pretende que pueda mantener un ritmo de crecimiento de 10.0% anual.

Sin embargo, la falta de inversión en nuevas tiendas que aquejó a La Comer la dejó muy lejos de la posición competitiva que llegó a tener hace 10 años, cuando se posicionaba como la segunda minorista más grande de México, sólo detrás de Walmart. Al finalizar el 2011, La Comer se colocó como la quinta minorista más importante del país en términos de ventas, siendo superada por Walmart, Soriana, OXXO y Chedraui.

Aunado a lo anterior, en los últimos años se ha presentado un entorno más competitivo y más agresivo en el sector de las tiendas de autoservicio, que ha opacado la apertura de 17 unidades comerciales que realizó La Comer en los últimos dos años, cuando el gigante Walmart inauguró 750 unidades comerciales en ese mismo periodo, seguido por Soriana, que abrió 88 unidades, OXXO con 4,063 tiendas de conveniencia y Chedraui, con 63 nuevas unidades.

Sin duda, el hecho más relevante para La Comer, sobre la reducción de su deuda, es el menor riesgo que enfrenta ante un eventual efecto negativo y una evidente posibilidad de incrementar su calificación crediticia en el corto plazo, lo cual le aportaría un aumento en la confiabilidad que tienen los inversionistas sobre la minorista, de acuerdo con la calificadora HR Raitings.

__

Haz clic en la imagen para ampliarla

edmundo.sanchez@eleconomista.mx