La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) será un tema crucial en las conversaciones de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos con el virtual nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin.

La delegación encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, realizará una visita a México para reunirse también, en la capital del país, con el saliente presidente, Enrique Peña Nieto, y trabajar en la relación bilateral, incluyendo temas como migración, comercio, seguridad y cooperación para el desarrollo.

“Mañana iré a México con el secretario (de Estado, Mike) Pompeo, y obviamente el TLCAN es un gran centro de atención ahora que se han tenido elecciones”, dijo.

Este último asunto, dijo López Obrador, será el tema principal de la reunión “de cortesía”, en la que también participarán la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el principal consejero de la Casa Blanca y yerno de Donald Trump, Jared Kushner.

Por parte del equipo del próximo presidente de México se ha confirmado la presencia de Graciela Márquez, quien será la próxima secretaria de Economía, y de Jesús Seade, quien estará a cargo de la jefatura técnica de las negociaciones del TLCAN por parte de México cuando AMLO asuma la Presidencia el próximo 1 de diciembre.

Desde la perspectiva del gobierno de México, Estados Unidos ha dificultado las negociaciones con propuestas radicales, como la cláusula sunset, con la cual se terminaría automáticamente el acuerdo comercial cada quinquenio, a menos que los tres países acordaran antes renovarlo, reformas en la metodología para fijar cuotas compensatorias por dumping o subsidios en productos agrícolas, reglas de origen en el sector automotriz con contenido estadounidense y cambios en los mecanismos de resolución de controversias.

Hasta ahora, se han concluido sólo nueve de 30 capítulos, quedando pendientes los asuntos más controvertidos, todos puestos en la mesa por el gobierno del presidente Trump y con el objetivo expreso de reducir el déficit comercial estadounidense con México y Canadá.

[email protected]