El gobierno mexicano lamenta mucho la decisión de Ford Motors Company de cancelar la inversión por 1,600 millones de dólares para instalar una planta de ensamble en San Luis Potosí; sin embargo, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, descartó que esto desemboque en una cascada de decisiones similares en otras empresas estadounidenses.

Una golondrina no debe hacer verano , respondió Guajardo, por lo que la medida de Ford responde a cambios en la demanda de sus modelos, pues ha crecido la preferencia por SUV por el menor costo de los combustibles que rebasan las ventas de los autos compactos, además de las decisiones del gobierno electo en Estados Unidos.

El funcionario mexicano advirtió que el gobierno federal estará vigilante de que sean reembolsados todos los gastos a las autoridades estatales por incumplimiento.

Recordó que estableció comunicación con el presidente de Ford Motors Company México, Gabriel López, quien aseguró que hará frente a los compromisos adquiridos, desde el punto de vista de las penalidades.

El gobierno le dejó claro que cualquier gasto que hizo el gobierno estatal en el convenio (de la planta en SLP) estaremos vigilantes de que serán reembolsados por incumplimientos. Recuperar y reponer cualquier costo para facilitar la inversión , expresó.

Competitividad regional

Ildefonso Guajardo destacó que el crecimiento de Ford Motor Company en América del Norte, y particularmente en México, ha respondido a una estrategia de competitividad basada en cadenas globales de valor, en donde Norteamérica compite con otras regiones del mundo.

Los empleos generados en México han contribuido a mantener empleos manufactureros en Estados Unidos, que de otra forma hubieran desaparecido ante la competencia asiática , destacó el funcionario.

[email protected]