Estados Unidos ha dejado en la incertidumbre su posible ingreso al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT) y la conclusión de negociaciones de Tratados de Libre Comercio (TLC´s) con Reino Unido y Kenia.Ello se debe a que Estados Unidos no renovó la Autoridad de Promoción Comercial (TPA, por su sigla en inglés), la cual estuvo vigente desde mediados de 2015 hasta el 1 de julio de 2021.

La TPA otorga al ejecutivo estadounidense la facultad de llevar a cabo negociaciones comerciales, y presentar los acuerdos firmados al Congreso, para que éste los ratifique o desapruebe, sin modificar su contenido.

Sin ella, las posibilidades de éxito de cualquier negociación disminuyen seriamente, ya que la administración en curso no puede garantizar que los resultados de la negociación se aprueben por el legislativo en sus términos.

Pero además de ello, Antonio Ortiz-Mena, vicepresidente senior de la consultoría Albright Stonebridge Group, consideró que la ratificación de una posible propuesta de ingreso de Estados Unidos al TIPAT enfrentaría dificultades en el Congreso estadounidense, con o sin la TPA.

“La batalla política por ratificar el TIPAT sería tan complicada que no vale la pena el esfuerzo”, opinó Ortiz-Mena, en referencia a la probabilidad de que el presidente Joe Biden concluya las negociaciones correspondientes.

Estados Unidos y Kenia comenzaron las negociaciones del TLC en 2020 bajo el entonces presidente estadounidense Donald Trump y el presidente keniano Uhuru Kenyatta.

Un TLC entre Estados Unidos y Kenia sería el primer TLC de Estados Unidos con un país del África subsahariana.

Por otro lado, el 16 de octubre de 2018, la Administración Trump notificó al Congreso, bajo la TPA, su intención de entablar negociaciones integrales de un TLC con el Reino Unido. Ambos países iniciaron las negociaciones el 5 de mayo de 2020 y llevaron a cabo un total de cinco rondas durante ese año.

Ortiz-Mena dijo que el más desilusionado de la cancelación de la TPA es Reino Unido, por la pérdida de ganancias potenciales en el comercio y, sobre todo, en las inversiones derivadas de un TLC con Estados Unidos.

La TPA fue reautorizada por última vez en 2015. Fue firmada por el entonces presidente Obama el 29 de junio de ese año, después de un polémico debate legislativo. Durante los primeros 20 años de existencia de la TPA (1974-1994), estuvo continuamente en vigor. Sin embargo, caducó de 1994 a 2002 y de 2007 a 2015.

Algunos miembros del Congreso estadounidense han presionado a la Administración de Biden para que prosiga con las negociaciones comerciales con Kenia, quien tendrá elecciones presidenciales en 2022, y con Reino Unido, quien mantiene una agenda apretada de negociaciones comerciales tras su salida de la Unión Europea.

La Administración Biden no ha aclarado su posición sobre la posible reanudación de las negociaciones del TLC con Reino Unido y Kenia, ni el posible ingreso de Estados Unidos al TIPAT.

roberto.morales@eleconomista.mx