Luego de la renuncia del presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó haber intervenido en esa dimisión, aunque destacó que todo aquel que no esté de acuerdo con la Cuarta Transformación, por conciencia, debe separarse del cargo.

“Nosotros no presionamos a nadie, nosotros lo que quisiéramos es que, y lo han hecho algunos, quienes no comparten el nuevo proyecto de nación, pues en un acto de honestidad, deben optar por otra manera de laborar.

“Hay muchos que pueden estar en la academia o en cualquier otra actividad, incluso en las empresas privadas, suele pasar mucho esto. Lo que no está bien es que no se esté de acuerdo con el nuevo proyecto de nación y se mantenga sólo por el cargo. Eso no es honesto, aunque está permitido”, expresó.

Afirmó que, de manera voluntaria, quienes promovieron y fueron parte de la reforma energética, deben decir: “Yo aprobé la reforma energética, fracasó, y el actual gobierno lo está diciendo y está llevando a cabo una política distinta, ¿qué hago aquí?”.

Dijo que respeta a quienes toman esta decisión de renunciar, “porque es muy cuestionable que estén ahí soterrados, ensarapados, haciendo labor contraria si se está en un proyecto distinto de transformación”.

El mandatario federal indicó que esta misma semana presentará al Senado la terna para este cargo, como también para consejeros de Petróleos Mexicanos.

No hubo presión para renuncia: Sener

La secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, negó que se haya ejercido presión sobre García Alcocer para que presentara su renuncia. “Lo hizo porque así lo decidió”, aseguró Nahle en entrevista al concluir su participación en la tercera edición del Foro Oil and Gas en la Ciudad de México.

Respecto a la actual conformación del órgano de gobierno del regulador negó igualmente que existan riesgos de inferencias del Ejecutivo en su toma de decisiones.

[email protected]