En el marco de la 103 Asamblea General ordinaria del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se aprobó el último informe del director Daniel Karam, que dejó en claro que la situación financiera del organismo es crítica y mantiene como problemas el desbalance estructural entre los ingresos y los gastos del Seguro de Enfermedades y Maternidad, así como los gastos médicos de pensionados y la magnitud actual y futura del pasivo laboral del Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP), cuyas reservas se terminarán en el 2013.

Acompañado por el presidente del Senado, Ernesto Cordero, el Director del IMSS informó que a pensar de lograr avances en el ahorro de medicamentos -58,000 millones de pesos- y destinar una importante inversión en infraestructura -25,000 millones de pesos- hay temas como el creciente número de jubilados y pensionados entre los propios trabajadores del Instituto (que) requiere y seguirá requiriendo en el futuro próximo que una cantidad considerable de recursos sea destinada por el IMSS a cubrir el pasivo laboral del RJP, dificultando así la disponibilidad de recursos para la operación de los servicios .

Carlos Gálvez Herrera, presidente de la Comisión de Vigilancia del IMSS, fue el encargado de presentar el informe.

Urgió a que se realicen modificaciones de fondo al Contrato Colectivo de Trabajo de los 230,000 empleados, pues representan un alto riesgo que puede afectar a los más de 50 millones de derechohabientes.

Lo anterior, debido a que ya fueron utilizados 31,000 millones de pesos para cubrir el gasto de las pensiones y ahora sólo se tienen 70 millones de pesos que se podrían agotar en el 2013.

NÓMINA, SIN FONDO

Gálvez Herrera presentó el dictamen de la situación financiera del organismo y destacó que 88% de los recursos se destina a la erogación del RJP y gastos en nómina de los trabajadores.

En 12 años, el pasivo laboral ha crecido en 122,000 millones de pesos, en 9.9 del PIB. De no revertirse esta situación en el 2050 a valor presente, representarán 27 del PIB.

El representante del sector obrero, José Luis Carazo, hizo un llamado a los poderes Ejecutivo y Legislativo para destacar que el IMSS requiere de una cirugía mayor en el tema financiero integral .

Carazo acotó: De no actuar con prontitud se provocará, a más tardar en el 2015, el quebranto total de nuestra noble institución .

[email protected]