Los factores de inseguridad en México provocan que las empresas inviertan entre el 5 y 8% de su gasto operativo en seguridad, lo cual generó crecimiento de 20% para la industria de seguridad privada en el 2019, sostuvo el coordinador general de Asume, Armando Zúñiga Salinas.

El también CEO de la empresa de seguridad privada IPS-México destacó que son muchas las ramas que han hecho posible el auge de la industria en el país, tales como el de los oficiales de seguridad, custodia de bienes y valores, rastreo satelital, alarmas, blindajes, profesionales de seguridad y tecnología, sectores representados en este evento.

No obstante, la industria enfrenta el reto de formalizar a 40% de las empresas de seguridad que laboran de forma irregular, avanzar en la profesionalización, regionalización y cobertura del sector y la creación de un nuevo marco jurídico.

Además de aclarar el rol de las empresas de seguridad privada en el abatimiento de los altos niveles de inseguridad, las Agrupaciones de Seguridad Unidas por un México Estable (Asume), arrancaron los trabajos para conformar la Cámara Nacional de la Industria de la Seguridad dentro de la Concamin.

Para darle sentido a esta ruta de representación empresarial, “en Asume hemos avanzado, por ejemplo, sumándonos como organismo especializado al CCE y a la Coparmex y de manera muy especial, nos hemos afiliado a la Concamin, como la cúpula más importante en México, que aglutina a las cámaras de todas las industrias, organismo con el que queremos recorrer este camino para crear nuestra Cámara de la Industria de la Seguridad”, destacó Zúñiga Salinas.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, prometió todo el apoyo para hacer posible la nueva cámara y que ésta se convierta en la número 55.

[email protected]