La administración del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) estableció una estrategia de contratación consistente en dividir los servicios de seguridad y vigilancia en cinco actividades.

La terminal aérea capitalina informó en un comunicado que esta acción obedece a los principios del Convenio de Chicago sobre Aviación Civil Internacional y la Organización de la Aviación Civil Internacional (OAIC).

La OAIC indica que se requiere de un control cruzado, por lo que cada uno de los servicios de seguridad deben proporcionarse por empresas distintas, a efecto de evitar que alguna de ellas controle más de un rubro a la vez y se convierta en juez y parte de los servicios, añadió.

En apego a estos principios, la seguridad y vigilancia del AICM se fraccionó en las siguientes áreas: Puntos de Inspección y Seguridad (PIS), Salas de Última Espera (SUES) en la Terminal 1, y Puntos de Inspección y Seguridad (PIS), Salas de Última Espera (SUES) y orientadores en la Terminal 2.

Asimismo, refirió, en revisión de equipaje documentado y segunda inspección de rayos X en ambas terminales; seguridad en plataformas, zona perimetral y control de accesos; y control y monitoreo.

Para la contratación de empresas encargadas de cada uno de ellos, añadió, la Comisión Nacional de Seguridad validó a 10 que contaban con autorización para desempeñarse en ello y se verificó si también contaban con la acreditación técnica de la Dirección General de Aeronáutica Civil, requisito indispensable para prestar servicios en las terminales aéreas.

Además, se realizó una investigación de mercado -que incluyó una búsqueda en Compranet- para analizar diferentes propuestas en cada uno de los servicios, en la cual se consideraron la capacidad, estado de fuerza, trayectoria y experiencia adecuadas en servicios similares de las posibles compañías.

Apuntó que derivado de la indagación se determinó la existencia de oferta de los servicios y su precio.

Con base en ello, agregó, el AICM solicitó a las empresas con mejor perfil la cotización definitiva para la adjudicación directa y se les proporcionó las especificaciones técnicas, requerimientos, plazos y condiciones para prestar el servicio.

Refirió que las empresas invitadas entregaron sus propuestas en los términos y plazos requeridos, mismas que fueron evaluadas por las áreas técnicas que coordinan la prestación de los servicios de seguridad.

De esta manera, los prestadores de servicios contratados, del total de las 10 que participaron, son: para Puntos de Inspección y Seguridad (PIS), Salas de Última Espera (SUES) en la Terminal 1, la empresa GSI Seguridad Privada, S.A. de C.V., por 249 millones 657 mil 552.80 pesos.

Para Puntos de Inspección y Seguridad (PIS), Salas de Última Espera (SUES) y orientadores en la Terminal 2, la ganadora fue Eulen de Seguridad Privada S.A. de C.V. por 267 millones 291 mil 290.36 pesos.

En tanto, para revisión de equipaje documentado y segunda inspección de rayos X en ambas terminales, la elegida fue Tecnología en Seguridad Privada SSIA Q.Roo, S.A. de C.V., por 117 millones 068 mil 948.24 pesos.

Mencionó que para seguridad en plataformas, zona perimetral y control de accesos, la adjudicada fue SERVISEG, S.A. de C.V., por 166 millones 492 mil 296.84 pesos.

Finalmente, para Control y Mantenimiento se seleccionó a Consultores Asociados en Protección Privada Empresarial, S.A. de C.V. por 208 millones 907 mil 285.28 pesos.

Los contratos tienen vigencia a partir de este 1 de febrero de 2015 al 31 de enero del 2017

abr