El gobierno de Canadá informó que impondrá una medida de salvaguarda que establece cupos y aranceles a las importaciones de siete categorías de acero de todos los países.

Los productos cubiertos incluyen chapas gruesas, barras de refuerzo de hormigón, productos tubulares de energía, chapas laminadas en caliente y acero prepintado, entre otros.

La salvaguarda entrará en vigor a partir del 25 de octubre de 2018 y fijará un arancel del 25% a las importaciones "en los casos en que el nivel de las importaciones de los socios comerciales supere las normas históricas", según el comunicado del gobierno de Canadá.

En respuesta, la Secretaría de Economía de México dijo que lamenta “profundamente” la decisión anunciada este jueves por el Gobierno canadiense de establecer medidas de salvaguardia a ciertas familias de productos de acero, y que afectará a las exportaciones mexicanas de productos como tubería de perforación petrolera y alambrón.

Añadió que México revisará cuidadosamente las medidas impuestas, ya que podrían resultar violatorias de los compromisos internacionales de Canadá como el TLCAN, además de poner en riesgo la competitividad e integración comercial de la industria regional.

“México lamenta además que estas medidas sean tomadas cuando ambos países han logrado avanzar en las negociaciones comerciales que promoverán una mayor integración regional”, dijo.

La Secretaría de Economía indicó que el Gobierno de México tomará las acciones necesarias para proteger a los exportadores mexicanos en el corto plazo, además de que utilizará todos los mecanismos disponibles en el TLCAN y la Organización Mundial del Comercio (OMC) hasta lograr nuestra exclusión total de las medidas compensatorias.