Tijuana.- La Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito advirtió sobre el riesgo que existe de incrementar el precio de la vivienda en concretarse la propuesta del presidente estadounidense Donald Trump, de imponer a México aranceles del 25% y el 10% a la importación de acero y aluminio.

“Si el gobierno de Estados Unidos impone a México aranceles el sector de la construcción se verá afectado, debido a que se trata de un insumo fundamental para su actividad”, advirtió el presidente de la CMIC en la zona costa, Gabriel Antonio Valenzuela Moreno.

El empresario precisó que el incremento en el costo de la vivienda podría alcanzar hasta un 15%, además los afectados serían no solo los empresarios constructores que pagaran más porque serán los usuarios finales quienes absorban el aumento en el costo de los materiales para la construcción de las casas.

Detalló que los créditos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) son muy limitados, y no toman en cuenta los incrementos en el precio de los insumos, lo que va repercutir en la capacidad de compra de los ciudadanos del país.

Además dijo que el mayor problema es que México no es autosuficiente en materia de generación de acero y aluminio, por lo que las empresas productoras que se encuentran en el centro del país tardan hasta dos meses en resolver los pedidos, debido a la sobredemanda lo que obliga a las compañías de la frontera a importar el material.

Como una alternativa ante esa política económica de Estados Unidos, el dirigente del sector en la zona metropolitana consideró que es necesario buscar esquemas alternativos de construcción, como limitar el desarrollo de edificios a base de acero e incentivar el desarrollo del concreto, y de esa manera reducir las afectaciones.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) externó su rechazo ante las medidas proteccionistas anunciadas por el gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Esta medida de presión es contradictoria dentro del proceso de negociaciones de modernización del actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que llevan a cabo Estados Unidos, México y Canadá, advirtió la cúpula empresarial en un comunicado de prensa publicado la tarde de este jueves.

“Coparmex respalda las medidas anunciadas por el Gobierno mexicano, enfocadas a imponer medidas equivalentes en productos, equiparables al nivel de afectación que ha planteado el gobierno estadounidense, ya que lo anunciado por el gobierno estadounidense distorsionan el comercio internacional”, dice el escrito.

abr