Bolivia seleccionó a la empresa china Xinjiang Tbea Group como socio estratégico para la implementación de varios de los proyectos de industrialización de litio en los que se prevé invertir unos 2,300 millones de dólares, informó este miércoles una fuente oficial.

Un comunicado de la estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) señaló que “ha concluido un proceso de selección de socio estratégico” en el que la firma asiática fue la elegida en alianza con América Baocheng Desarrollo y Tecnología del Salar, conformada en Bolivia.

Además, YLB indicó que este miércoles se firmó un documento en la ciudad boliviana de Oruro para “establecer las condiciones preliminares” para una cooperación estratégica entre YLB, Xinjiang Tbea Group y América Baocheng para el “financiamiento y la implementación” de proyectos de litio.

La inversión calculada para los “potenciales proyectos” que se ejecutarán en el salar de Coipasa, en Oruro, y de Pastos Grandes, en Potosí, es de unos 2,300 millones de dólares, según el comunicado.

Los recursos estarán destinados a la construcción de al menos ocho plantas especializadas en la cadena de producción de litio, como las de sulfato de potasio, hidróxido de litio, bromuro de sodio y carbonato de litio, entre otras, expone la nota institucional. Los desembolsos del capital señalado “están sujetos a confirmación” una vez que se conozcan los estudios de factibilidad de los proyectos, precisó.

Los salares de Coipasa y Pastos Grandes están cercanos al de Uyuni, considerado el mayor desierto de sal continuo a más altura en el mundo, con unos 10,570 kilómetros cuadrados a unos 3,600 metros de altitud.

Uyuni está considerado la mayor reserva mundial de litio, con un potencial de más de 10 millones de toneladas, un tercio del total en el mundo, según datos del gobierno boliviano.

YLB y la alemana ACI Systems cuentan con una empresa mixta para la explotación de litio en Uyuni, destinada principalmente a la producción de baterías para automóviles eléctricos y a un planta industrial de cátodos, con una inversión de unos 900 millones de dólares. El litio y sus derivados constituyen un insumo clave para el desarrollo de la electromovilidad y de las tecnologías que están moviendo al mundo, también es muy importante para la industria farmacéutica y para usos industriales.

Los salares de Argentina, Bolivia y Chile concentran cerca de 26 millones de toneladas de las reservas probadas de este metal estratégico, cerca de 70% de las existentes en el mundo.