Aun cuando el gobierno federal redujo su nivel de compras en el rubro de blindaje automotriz y la fortaleza del dólar empieza a pesar sobre el costo del producto, esta industria prevé un crecimiento de 10% en las ventas de vehículos para este año, con una comercialización tentativa de 3,000 unidades autoprotegidas.

El presidente de la Asociación Mexicana de Blindado de Automotores (AMBA), Ernesto Mizrahi Haiat, explicó que el arrendamiento representa un área de oportunidad para elevar las ventas en el sector de seguridad que registra cifras al alza en los últimos años, derivado de los niveles de inseguridad que persisten en nuestro país.

Apenas 20% de las ventas se ofrece por arrendamiento, dijo, pero esta práctica se intensificará, para llegar a más usuarios que no tienen el dinero completo para un auto con blindaje. Los precios de las unidades oscilan entre 35,000 y 80,000 dólares más IVA, dependiendo del tipo de blindaje, comentó.

Entrevistado por El Economista, el empresario se quejó de la baja participación que ha tenido el gobierno federal en los últimos años en la adquisición de unidades blindadas, como parte del ajuste al cinturón del gasto que ha realizado para el cuidado de las finanzas; sin embargo, el presidente Enrique Peña se había comprometido con el sector a realizar compras gubernamentales vía crédito .

Las compras de gobierno finalmente no tuvieron los niveles esperados en el 2015 y una dependencia federal adquirió un numeroso paquete de unidades blindadas; cuando en años anteriores, cinco o seis secretarías hacían pedidos trimestrales de unidades blindadas Nivel V, cuyo costo va de 75,000 a 80,000 dólares.

De acuerdo con las cifras de la AMBA, el sector en México vendió 2,700 unidades durante el 2015, lo que representó 5% más con respecto al 2014. De este monto, 1,750 unidades, que es 65% de participación de mercado, lo compone la AMBA, representada por ocho grandes empresas de blindaje.

Las armadoras de este tipo de unidades, entre las que destacan Blindajes Alemanes, Auto Safe, Ballistic Protection, Blindajes Epel, Global Armor, Transportadora de Protección y Seguridad (TPS), Autowerk y Total Shield, esperan que los incrementos del dólar no afecten sus operaciones, pues los tres principales insumos que se utilizan en el blindaje automotor (acero, fibras y cristales) se pagan con esta moneda, incluso los autos acorazados se venden con igual divisa.

Admitió que el impacto del dólar al realizar las compras de insumos del exterior ha sido de 25%, pero como se vende en dólares, también se compensa la ganancia.

Para este año se prevé aumentar el volumen de ventas como parte del aumento de la inseguridad en algunas regiones del país, en donde empresarios, ejecutivos y nuevos inversionistas prefieren adquirir una unidad blindada como una medida de autoprotección.

[email protected]