Se redujo el número de empresas que calificó como buenos sus resultados durante el Buen Fin: el sector comercio pasó de 58.4% a 57.1% de empresas participantes; en tanto, el sector servicios privados no financieros pasó de 54.7% a 48.9%, reveló un comparativo de las “Estadísticas a propósito del Buen Fin 2016 y 2017”, realizadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El monto de las ventas realizadas durante el Buen Fin, que se llevó a cabo del 17 al 20 de noviembre pasado, no logró la meta que tenía de crecer 10%, acumuló ingresos por 94,000 millones de pesos, un alza anual de 4.9%; edición en la que participaron alrededor de 95,000 empresas, mientras que el año pasado fueron 86,400 empresas, informó al cierre de la séptima edición la Confederación de Cámaras Nacional de comercio, Servicios y Turismo.

Para el sector comercio, —todo aquel que vende productos—, la opinión de si sus ventas aumentaron perdió 11.1 puntos porcentuales respecto del 2016, es decir el año pasado 54% de las empresas encuestadas dijeron que sus ingresos aumentaron, ahora para esta séptima edición sólo 42.9%, los puntos porcentuales migraron principalmente hacia la opinión de que permanecieron igual (31.9 por ciento).

Del mismo modo, las empresas de servicios privados no financieros —todas aquellas que ofertan servicios como agencias de viajes, operadores de servicio de telecomunicaciones, hoteles, museos, laboratorios médicos y de diagnóstico, etc— perdieron 6.5 puntos porcentuales en la percepción de que aumentaron sus ingresos, al pasar de 38.1% en el 2016 a 31.6% este año.

Con respecto a la estrategia que más se utilizó en ambos sectores se posicionó con fuerza descuentos sobre el precio de venta, con 82.1% de las empresas de comercio y 91% para servicios privados no financieros. Para comercio la segunda fue productos de regalo en montos mínimos de compra (13.1%), más líneas de productos con descuentos (7.2), y otros (21.8 por ciento).

[email protected]