Novartis México invertirá este 2017 cerca de 10 millones de dólares en investigación y desarrollo, en línea con su compromiso 2015-2020 de sumar 50 millones de dólares en nuestro país, donde se incluyen las fases finales de sus próximos lanzamientos en oncología y migraña, comentó a El Economista Fernando Cruz, director de Asuntos Corporativos y Comunicación de Novartis.

En noviembre del 2015, la farmacéutica firmó un convenio de colaboración con la Secretaría de Economía y ProMéxico, donde se comprometía a invertir 50 millones de dólares, que se podrían transformar en 300 millones de dólares en un efecto de derrama económica y valor agregado.

Durante el 2016, la farmacéutica acumuló ventas en México por 409 millones de dólares, un crecimiento de 5%, tendencia que se espera continuar para este 2017, apoyados en la innovación de medicamentos y de acercar los tratamientos, como es el caso del modelo riesgo compartido, donde el gobierno paga hasta que se obtengan los resultados de salud en el paciente.

Estamos tratando de traer más de la inversión global que la compañía destina a investigación y desarrollo hacia México, país en que nuestra estrategia está en ser sensibles a los desafíos que hoy enfrentan las autoridades con presiones en el presupuesto, buscando ser el aliado por elección de las instituciones de salud en México, mediante el modelo de riesgo compartido, donde el gobierno ya no pague por cada pastilla que le compra a cualquier farmacéutica sino por el resultado concreto, un cambio de hacia dónde debe avanzar la industria , comentó Cruz.

Dijo que la inversión que se hace en investigación clínica es una de la inversiones que tienen un espectro de derrama considerable, donde por cada dólar que se invierte, se generan 6 dólares mas por las actividades económicas que rodean el proceso, además del valor agregado.

Vemos un ambiente complejo, hemos visto señales claras de oportunidades, donde nos estamos enfocando para se propositivos, sumar y construir , mencionó. Actualmente la suiza mantiene en marcha 200 proyectos de investigación y desarrollo a nivel mundial. Cruz recordó que México será su centro de back office para las Américas, incluyendo Estados Unidos.

maria.rodriguez@eleconomista.mx