Además de apresurar los tiempos en la licitación para construir el pasillo L (como parte de la ampliación de la Terminal 2), el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) informó que el anticipo que se dará a la empresa o consorcio ganador será de 20 y no de 40%, como se había señalado la semana pasada.

Los trabajos constructivos tienen un valor estimado de 749.4 millones de pesos y deberán estar terminados en cuatro meses.

La notificación publicada en el sistema CompraNet ocurrió a menos de 24 horas de que las empresas interesadas presenten sus ofertas técnicas y económicas, toda vez que no les otorgó una prórroga de entre 15 y 20 días más. “El anticipo señalado de 20% en las bases de licitación es el que deberá considerarse para la presentación de sus propuestas”, se mencionó en un documento firmado por el gerente de Proyectos y Concursos del AICM, Jorge Tomás Alanís.

En el proceso de licitación, de carácter nacional, entre las 25 constructoras interesadas están: GIA, CICSA (del empresario Carlos Slim), ICA Constructora, La Peninsular, Constructora de Proyectos Viales de México (filial de OHL), ACCIONA y Sacyr.

Durante la etapa de aclaraciones, una de las inquietudes planteadas fue el bajo anticipo que daría la administración del aeropuerto aún con el poco tiempo que hay para desarrollar los trabajos, que supone una mayor inversión inicial.

Como respuesta, se les mencionó el pasado 13 de agosto: “Se informa que sí se otorgará un anticipo de 40%, el cual queda condicionado a que se cuente con la autorización correspondiente”. Y la autorización no llegó.