Con la entrada en vigor de la segunda etapa de la Norma Oficial Mexicana (NOM) de etiquetado de alimentos y bebidas industrializadas 051 (NOM-051), se otorgó una ampliación para que las empresas eliminen de sus empaques o envolturas figuras, personajes, actores o caricaturas que inciten a consumir los productos, a más tardar el primero de junio.

No obstante, Mariana Curiel, directora general de la Asociación Mexicana de Etiquetado, Etiquetado Nutrimental, Capacitación y Emprendimiento (AMEECE), dijo que habrá empresas que correrán con más suerte que otras, como es el caso de las importadoras, quienes podrán optar por renovar su empaque o simplemente usar un sticker, posterior al periodo de gracia.

“Habrá ventaja para los importadores, ya que de no aplicar sellos o leyendas por verse exento (en quizá algunos productos), sí podrán cuando menos elegir si es que quiere aplicar el resto de los numerales con la versión de la modificación o anterior a ella (la versión pasada), pero en cualquier caso, deberá de cumplir con la una versión de la NOM”, explicó.

La especialista explicó que eso seguirá siendo una ventaja sobre los productos nacionales, los cuales, de tener personajes, no van a poder figurar o estar cubiertos con stickers.

“Podrán coexistir etiquetas sin actualizar, etiquetas sin actualizar con stickers, etiquetas actualizadas en su totalidad, y etiquetas o empaques con stickers (importadas), con stickers nacionales, hasta el 31 de mayo”, abundó.

El pasado primero de abril, la Secretaría de Economía informó sobre el plazo de dos meses para que los productos puedan coexistir en un punto de venta, siempre y cuando cumplan con el etiquetado frontal de sellos de exceso de nutrientes.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx