La aerolínea Air France-KLM anunció que sufrió una pérdida neta de 1,550 millones de euros en el ejercicio 2009/10, la peor desde el nacimiento del grupo en el 2004 como fruto de fusión de las antiguas compañías nacionales francesa y holandesa.

La pérdida en el ejercicio concluido el 31 de marzo fue mayor que la registrada en el anterior (811 millones de euros), cuando el tráfico bajó fuertemente.

"El año 2009-10 permanecerá como nuestro -annus horribilis-", comentó el director general del grupo franco-holandés, Pierre-Henri Gourgeon, refiriéndose no sólo a los resultados sino también al accidente de un Airbus A330 de Air France el 1 de junio entre Río de Janeiro y París, en el que murieron 228 personas.

RDS