La Auditoría Superior de la Federación determinó que en el Préstamo para Vivienda por 500 millones de pesos que hizo Pemex, en el 2011, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) debe aclarar el destino de al menos 45 millones de pesos, reportados como Egresos por erogaciones recuperables por la paraestatal en su cuenta de Pemex Consolidado.

De acuerdo con el reporte presentado por la ASF, Pemex y el sindicato petrolero tienen el Convenio Administrativo Sindical 10614, del 27 de julio del 2011, y el depósito de esos recursos se hizo el 9 de diciembre de ese año como parte de su Estratega de Vivienda Pemex-STPRM , mismos que se recuperarían en un plazo de cinco años: en enero del 2016.

Sin embargo, en las cláusulas del convenio se determina que este pago se puede hacer hasta noviembre del 2020, y más adelante ya no se estipula una fecha límite para liquidarlo, por lo que resulta incierto e indefinido el momento en que Pemex efectuaría, en su caso, la retención de las cuotas ordinarias y extraordinarias de las ayudas para la recuperación total del préstamo .

Según la ASF los reportes que tiene Pemex, proporcionados por el sindicato, es que con el préstamo el programa de vivienda se incrementaría en 400 viviendas. Pero, a marzo de 2013, ya se gastaron 436.9 millones de pesos por la compra de terrenos y 43 millones de gastos, es decir, se ejerció 96% del presupuesto, pero no se tiene reporte alguno de construcción o compra de viviendas.

Los reportes de Pemex del dinero que se usaría para el programa de vivienda de sus trabajadores tienen orígenes diversos y cuentas diferentes, además de que el fideicomiso se puso en marcha mucho tiempo después de la firma del convenio y el depósito del recurso. Ante ello, la ASF determinó que se deben promover acciones de control competente en torno a las irregularidades detectadas y sanciones a los funcionarios involucrados.

Se determinaron saldos de las disponibilidades superiores en 26.5 millones de pesos a los reportados y la información es confusa, lo que impide identificar con claridad la aplicación del préstamo y los instrumentos mediante los cuales se administró; la transferencia al STPRM se efectuó hasta el 9 de diciembre de 2011, más de cuatro meses después de la firma del Convenio. Pemex modificó el registro contable del préstamo, sin revelar en sus estados financieros el motivo, justificación y efecto de dicha modificación , señaló.

Pemex dice que con este préstamo al sindicato cumple su obligación patronal de apoyar al trabajador con un programa de vivienda, pero la ASF explica que podría hacerlo directamente o por medio de un banco.

[email protected]