Las especulaciones sobre la posibilidad de que un candidato chino sea nombrado director del Fondo Monetario Internacional (FMI) se han extendido por China tras la detención del hasta ahora director, Dominique Strauss-Kahn, acusado de agresión sexual contra una camarera de hotel.

La agencia Associated Press (AP) informaba ayer miércoles de que Zhu Min, asesor especial de Strauss-Kahn en el FMI, podría ser uno de los potenciales candidatos para sustituir al francés al frente de la institución.

Zhu asumió su cargo en el FMI en mayo de 2010, tras prestar servicios como vicegobernador del Banco Popular de China (BPCh), la entidad central del país, tras seis años en el Banco Mundial (BM). Cuenta con un doctorado y un máster en economía por la Universidad Johns Hopkins.

Tradicionalmente, el director del FMI solía ser un europeo y el líder del BM un estadounidense. Pero las voces a favor de nombrar a un candidato procedente de alguna economía emergente van en aumento, a medida que las naciones en desarrollo se van convirtiendo en la fuerza motora de la economía mundial.

La historia del liderazgo europeo del FMI podría romperse esta vez, por varias razones de peso: El jefe del FMI no asciente a nivel interno; la agresión sexual y la consecuente detención han ocurrido de forma súbita; y las voces de los países emergentes se han hecho más fuertes en los últimos años , afirma Guo Tianyong, economista y director del Centro de Investigación de la Industria Bancaria de China, en la Universidad Central de Finanzas y Económicas.

Guo indica que si China se hiciera con la nominación, el otro candidato plausible sería Zhou Xiaochuan, gobernador del BPCh, que cuenta con una visión internacional y un inglés fluido.

AP informaba de que hay cuatro europeos que podrían remplazar a Strauss-Kahn, incluyendo a la actual ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde; el anterior director del Banco Central Alemán, Axel Weber; el director del fondo de rescate europeo, Klaus Regling, y Peer Steinbrük, exministro de Finanzas de Alemania.

Los candidatos más plausibles de los países emergentes serían Kemal Dervis, exministro de Finanzas turco; Tharman Shanmugaratnam, director de las finanzas de Singapur; el economista indio Montek Singh Ahluwalia; el exministro de finanzas de Sudáfrica, Trevor Manuel; el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, y el expresidente del Banco Central de Brasil, Arminio Fraga.

En Europa, varios altos cargos como la ministra austriaca de Finanzas, Maria Fekter, han urgido a Strauss-Kahn, de 62 años, a que dimita para evitar mayores daños a la institución.

Li Daokui, asesor de política monetaria del BPCh, se mostró de acuerdo en que las posibilidades de que un candidato europeo ascienda al puesto son reducidas esta vez, pero añadió que apoyar a un candidato chino no sería la mejor opción para el país. Creo que alguien de talento de un país pequeño y neutral sería más acorde con los intereses del mundo, incluido China, ya que los grandes países como India o Brasil tienen demasiados intereses nacionales , dijo.

Los países en desarrollo han pasado años intentando reformar el sistema de voto del FMI. En diciembre de 2010, los 187 estados miembros adoptaron una serie de reformas sobre el derecho de voto que duplican las cuotas y conducen a un panel ejecutivo totalmente elegido.

Como resultado, Brasil, China, India y Rusia se situarán entre los 10 principales sustentores, y se espera que China tome la tercera posición por detrás de Estados Unidos y Japón.

El primer ministro británico, David Cameron, surigirió que el FMI debería buscar a su próximo director fuera de Europa y Estados Unidos parea aumentar su alcance global. Si pensamos en principios generales, tenemos el ascenso de India, China y el Sur de Asia, un cambio en el orden mundial, y sería hora de que el FMI empiece a pensar en ese cambio de orden , indicó Cameron en BBCRadio.

Pero los europeos no dejarán tan fácilmente el liderazgo de una institución internacional clave en la búsqueda de la estabilidad económica global, en especial con Grecia, Irlanda y Portugal en plena crisis de deuda.

El lunes, la canciller alemana Angela Merkel afirmó que prefería a otro europeo al frente del FMI, dado que la institución ya está plenamente implicada en los rescates de los países europeos en dificultades.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, indicó en la televisión holandesa que no quiere entrar en especulaciones, pero que si es preciso un sucesor, la UE debería proponer un candidato.

APR/ Con información de Spanish.CHINA.ORG.CN