El Banco Central Europeo (BCE) celebra su primera reunión del 2014 este jueves en un contexto de datos de crecimiento económico, inflación a la baja y falta de crédito. Por ello, no se esperan cambios en las tasas de interés, aunque sí alguna medida para frenar la bajada de precios y reactivar el financiamiento.

En esta ocasión la clave es el dato del IPC de la zona euro, que ha sido peor del esperado opinó Miguel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio. Relacionado a ello, la inflación interanual en la eurozona bajó una décima en diciembre y se situó en 0.8%, alejándose del objetivo de 2% del BCE. Los riesgos de deflación son un aliciente para que el BCE actúe , asegura Paz.

Asimismo, Félix López, de ATL Capital, cree que la deflación da pie a algún tipo de medida, pero considera no obstante que la recuperación está ganando fuerza y es más probable que el BCE guarde la munición para otros momentos del año .

En sus últimos anuncios, Mario Draghi, presidente del BCE, declaró estar preparado para intervenir cuando fuera preciso, sobre todo para facilitar la circulación del crédito en la eurozona.

POSIBLES MEDIDAS A INSTAURAR

Aunque no se espera que el BCE anuncie grandes medidas como resultado de la reunión, se barajan algunas opciones. Una de ellas sería una tercera ronda de financiamiento a la banca, aunque su activación estaría condicionada a la concesión de crédito a familias y empresas, pues el BCE no está dispuesto a que nuevas subastas de liquidez sean utilizadas por la banca para sanear sus balances o comprar deuda soberana.

Entre otras posibilidades está implantar una tasa negativa de 0.1% para los depósitos, lo que supondría cobrar a los bancos por guardar su dinero en el BCE y teóricamente permitiría aumentar del crédito. También se contempla un programa de compra de activos al estilo de la Reserva Federal (Fed) en países como Gran Bretaña.

OTROS BANCOS CENTRALES ?SE REÚNEN

Además del BCE, otros cinco bancos centrales tendrán reuniones para decidir sobre política monetaria por primera vez desde que la Fed informó que iniciaría el retiro de sus estímulos económicos.