Las personas que se vieron afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre tendrán acceso a créditos flexibles para la vivienda y estarán exentos del pago de ciertos impuestos, con el fin de reactivar lo más pronto posible la actividad económica de las entidades afectadas, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En un comunicado, detalló que las personas físicas de la Ciudad de México; Cuernavaca y Jiutepec, en Morelos; Cuautlancingo, Puebla, Cholula, San Martín Texmelucan y San Miguel Xoxtla, en Puebla; Tlaxcala, Papalotla de Xicohténcatl, Xicohtzinco y Apizaco, en Tlaxcala, tendrán acceso a créditos preferenciales con recursos federales, estatales o municipales para la reconstrucción o reparación de sus viviendas según el grado de afectación que registren.

Dichos créditos serán otorgados por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y el Fondo de Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda (Fovi).

“En la medida en que se tenga disponible el censo de daños, sus respectivos dictámenes y sean suscritos los acuerdos de colaboración entre el gobierno federal y los gobiernos locales se darán los créditos hipotecarios para adquisición, reconstrucción y atención de daños estructurales parciales de vivienda”, refirió.

Aún no se tiene monto 
del estímulo

José Antonio Meade, secretario de Hacienda, indicó que aún no se tiene un estimado de cuánto representará este apoyo a los damnificados, pero serán recursos que provengan del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

“Estamos viendo caso por caso. De hecho, el propio proceso del Fonden implica en muchos casos que primero se hace el 
desembolso, luego se da la autorización y después vamos dando cuenta del ejercicio propio del gasto (...) En el sector privado calculan que eso puede tomar todavía unos 15 días más”, dijo luego de recibir el premio Sinergia Programa de Liderazgo en Administración Pública de la Universidad Anáhuac.

Refirió que el costo se tomará en cuenta de acuerdo con cada uno de los espacios de infraestructura que fueron afectados, mientras tanto, la dependencia se está basando en los censos que se tienen de viviendas afectadas.

Para los municipios de Guerrero, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala, declarados en emergencia, las familias afectadas recibirán recursos directos del Fonden, al igual que en los estados de Chiapas y Oaxaca.

“Se entregarán apoyos para la reconstrucción de vivienda, según el tipo de daño y sustentado en un censo previamente levantado por la Sedatu”, expresó.

Los municipios mencionados también estarán exentos de la obligación de efectuar pagos provisionales de ISR correspondiente a los meses de septiembre a diciembre del 2017.

Incentivos fiscales

Las personas físicas que sufrieron pérdida total de sus inmuebles estarán exentas del pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR) por ingresos de la venta del terreno que albergaba su vivienda, siempre que el monto no exceda de 700,000 unidades de inversión y se cuente con la documentación que sustente la pérdida.

“En caso de que la venta sea superior a la cantidad mencionada, el pago del ISR corresponderá sólo a la ganancia realizada por arriba de dichos umbrales”, aclara la SHCP.

Además, se difiere la obligación de presentar las declaraciones del quinto y sexto bimestres del 2017 a los contribuyentes sujetos al Régimen de Incorporación Fiscal.

CDMX tendrá incentivos diferentes

Meade explicó que si bien la Ciudad de México (CDMX) contará con ciertos estímulos fiscales, éstos serán diferentes a los que se han aplicado en otras entidades federativas, pues tiene un impacto sobre su estructura diferente.

“La Ciudad de México tendrá un beneficio (fiscal) distinto (...) Nos estamos coordinando para ver cómo ayudará el estímulo en el proceso de reconstrucción para hacerlo de forma más focalizada y útil”.

No es la misma fórmula que utilizamos en el pasado. Tenemos que hacerlo una vez que se determine la fórmula adecuada para la CDMX, acotó.

Con respecto a que si el Fonden contará con los suficientes recursos para hacer frente a los daños ocasionados por el sismo del pasado 19 de septiembre, Meade indicó que desde el Congreso se buscarán espacios, en caso de que se requieran, para aumentar los de dicho fondo.

“El proceso permite espacios de diálogo, cooperación en el análisis de las iniciativas que presentamos y el proceso presupuestal (...) las modificaciones estarán motivadas por darle suficiencia al esfuerzo de reconstrucción”, concluyó.

[email protected]