El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sólo inyectará capital en las entidades más débiles, es decir, a 30% del sistema. Guindos indicó que el gobierno no decidirá la cantidad final que pedirá a Bruselas hasta que se cuente con el resultado de las auditorías que se están realizando, por lo que esta cifra no tiene por qué alcanzar los 100,000 millones de préstamo concedidos por Bruselas.

De Guindos insistió en que los 100,000 millones de euros de ayudas otorgados por Bruselas incluyen un margen de seguridad importante. Es una cantidad extremadamente creíble , destacó.

Explicó que el FROB inyectará capital sólo en los bancos que lo necesiten, los más débiles y con más dificultades . Y se refirió al informe que el Fondo Monetario Internacional publicó en la madrugada del sábado, en el que indica que sólo 30% del sector financiero español tiene problemas.

El eurogrupo aseguró en el comunicado emitido: La asistencia debería enfocarse en las reformas específicas del sector financiero, incluyendo planes de reestructuración en línea con las normas de ayudas públicas de la Unión Europea y las reformas estructurales horizontales en el sector financiero doméstico.

Entre las entidades débiles se encuentran la nacionalizada Bankia, que solicitó 19,000 millones de euros en ayudas, así como Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia. El gobierno estima que estas últimas requieren ayuda por más de 9,000 millones de euros. A esta lista podrían sumarse otras entidades que tengan dificultades.

La cifra final que pedirá España para recapitalizar las entidades no se anunciará hasta que culminen las auditorías que se están realizando sobre el sector e hizo énfasis en que la cantidad no tiene por qué alcanzar los 100,000 millones de euros. Antes del de julio se conocerán los resultados de los test de estrés que están realizando dos consultoras independientes y el 31 de julio las auditorías.

La ayuda recibida será canalizada a través del FROB, que será el receptor del préstamo. A su vez, el FROB lo distribuirá a aquellas entidades que así lo soliciten y a partir de ahí se aplicará la normativa del FROB , es decir, tomará participaciones en las entidades a través de capital.

En alianza informativa con CincoDías.com