Aún sin concluir la crisis sanitaria a causa del Covid-19, las expectativas de la recuperación económica para México y el mundo se mantienen ascendentes e incluso se espera que se concluya este año con un crecimiento superior al 6 por ciento. 

En el marco del evento Advisory Forum 2021 organizado por Sura Asset Management México, los panelistas coincidieron en que después de la crisis del 2008, las grandes economías del mundo aprendieron bien la lección y en esta pandemia llevaron a cabo las medidas adecuadas, lo cual se ha visto reflejado en el dinamismo que ahora muestran los mercados. 

Algo sorpresivo fue la manera en la que se recuperaron los mercados desde abril hasta la fecha y esto es por la capacidad que en esta ocasión tuvieron de anticiparse a lo que iba a suceder en los meses siguientes”, indicó Andrés Moreno, director inversiones de Afore Sura.

“Los mercados supieron identificar cuáles fueron aquellas economías o países que pudieron encontrar la receta para atender los problemas de salud, acompañado de medidas económicas. Comparando esta crisis con la recesión anterior, vimos que los apoyos que ofrecieron los gobiernos a su población fueron fundamentales para sustituir los ingresos que las familias estaban perdiendo por quedarse en casa”, subrayó.

Moreno agregó que hay muchos indicadores que advierten que el dinamismo de la economía global continuará incluso hasta 2023. En este año la expectativa económica es que a nivel mundial se tengan crecimientos superiores al 6%, e incluso México cerraría 2021 con una expansión de entre el 6 y 6.5 por ciento.

Inflación

Por su parte, Cristobal Doberte, director regional en estrategias de ahorro e inversión de Sura Asset Management, coincide en que la velocidad en que se reaccionó a la crisis actual ha sido fundamental para que ahora el debate esté en que tanto se expandirán las economías.

“Y quizá es respuesta a lo que se aprendió durante la última gran crisis financiera, todo lo que ocurrió en ese momento se aplicó durante la pandemia por los distintos bancos centrales a nivel internacional, con estímulos, que ayudaron a reactivar la economía”, indicó.

Aunque por otro lado, el especialista señaló que esta recuperación acelerada también está generando un impacto en el consumo y el gasto, provocando presión en los precios, aunque considera, es temporal.

Hemos visto mayor inflación en los últimos meses a nivel internacional y esto ha pasado en distintas partes del mundo como Europa, Estados Unidos y América Latina, pero es más bien una reacción inmediata”, explicó.

“En general este aumento de la inflación está descrito por un aspecto temporal, es decir no es una situación de presión de demanda exagerada, sino que es un desbalance en la velocidad en la cual se recupera la demanda interna y la producción de distintos bienes lo que ha hecho que los indicadores de precios aumenten a nivel internacional”.

Asimismo, agregó que como resultado de este incremento en la inflación, los mercados han mostrado preocupación por la posible reacción que tendrán los bancos centrales en materia de los estímulos monetarios, aunque, prevé que las tasas bajas continuarán por un largo tiempo. 

“Probablemente y dada la situación de cómo se encuentra la economía mundial vamos a seguir con políticas monetarias de los principales bancos del mundo, EU y Europa en niveles bajos por un periodo prologando, pero en la medida que la economía global se recupera es normal que los bancos empiecen a cuestionarse y es algo que se irá comentando en los próximos meses”, advirtió.

México 

En el caso de la recuperación económica que ha tenido México este año, Joaquín Barrera, director de renta fija e inversiones de Sura Asset Management, consideró que principalmente ha sido muy importante el esfuerzo hecho por Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, ya que en particular tuvo las condiciones para establecer políticas fiscales expansivas que inyectaron dinero a la economía real y esto benefició indirectamente a nuestro país.

“Recordemos que México no lo hizo porque no tenía las condiciones adecuadas, igual que muchos otros países emergentes para implementar estas ayudas fiscales; sí implementó una política monetaria expansiva igual que el resto de los bancos centrales del mundo bajando tasas de manera muy agresiva pero no pudo hacerlo en materia fiscal, entonces de alguna manera aprovechamos inteligentemente de todo ese esfuerzo que sí hizo EU”, señaló.

Así también, advierte que en la medida que nuestra economía se va abriendo y se van reintegrando todos los sectores a la actividad económica podremos tener un mejor desempeño de manera interna.

Finalmente, el director de renta fija e inversiones de Sura Asset Management agregó que otro de los eventos que generaron buen ánimo en los mercados mexicanos fue el desarrollo de las elecciones intermedias del pasado 6 de junio que se llevaron a cabo de manera satisfactoria y pacífica, lo cual generó certeza jurídica a los inversionistas.

“Los mercados en México estábamos muy interesados en lo que sucedería en esta jornada electoral y no tanto porque fuera a cambiar lo que ya teníamos, pero era muy importante que las elecciones se llevaran de manera pacífica y se aceptarán los resultados y eso lo tuvimos; esto habla de que contamos con un sistema electoral fuerte y sólido que lo ha sabido reconocer el mercado financiero en México”.

alba.servin@eleconomista.mx