El Fondo de Pensiones Global del Estado noruego, que invierte los ingresos del gas y del petróleo en el extranjero, presentó pérdidas de 85,000 millones de coronas (9,211 millones de euros) en el primer trimestre de este año.

Las inversiones del fondo soberano más grande del mundo gestionado por el banco público Norges Bank Investment Management (NBIM) cayeron 0.6%, debido a la alta volatilidad del mercado y a la preocupación por un freno en la economía china , manifestó esta entidad en un comunicado.

Fueron las inversiones en acciones, que suponen casi 60%, las que lastraron el resultado con una caída de 2.9%, mientras que la partida colocada en renta fija (37% del total) obtuvo una ganancia de 3.3 por ciento.

Los niveles decrecientes de las tasas hicieron subir la cotización de las obligaciones. Eso es sin embargo negativo para las perspectivas a largo plazo y el futuro rendimiento de las inversiones en renta fija , afirmó el subdirector del NBIM, Trond Grande, en un comunicado.

La inversión en propiedades inmobiliarias, 3.1% del total, obtuvo un rendimiento negativo de 1.3 por ciento.

El hecho de que el gobierno sacara por primera vez dinero del fondo en este trimestre 25,000 millones de coronas (2,709 millones de euros) y que la corona noruega se apreciara con respecto a las principales divisas contribuyeron a que éste sufriera una pérdida de valor de 286,000 millones (30,991 millones de euros).

El fondo noruego tenía al 31 de marzo pasado un valor de 7.08 billones de coronas (767,095 millones de euros), debido en gran medida a las exportaciones de crudo.

En medio de la caída en los precios del crudo, a principios de año el fondo soberano anunció que incrementaría su apuesta por el sector inmobiliario mundial e invertirá 16,000 millones de dólares más en él de lo que invirtió en el 2015. En total, 41,500 millones de dólares (37, 150 millones de euros) van a parar a invertir en inmuebles de todo el mundo.

El fondo noruego lleva aumentando su participación en el sector desde el 2011, cuando sólo suponía 0.3% de su cartera de activos; para el 2017, esperan que llegue a 5 por ciento. En total, estos activos inmobiliarios supusieron para el fondo 10% de ganancias por encima de 3.8% del rendimiento que generaron las acciones o 0.33% de ingresos generados por los bonos.

De acuerdo con especialistas, el sector inmobiliario se está convirtiendo en un refugio global para las inversiones, al ofrecer un rendimiento que se ajusta a la inflación.

El Fondo de Pensiones Global del Estado noruego garantiza las pensiones para las próximas generaciones del país escandinavo.