El Servicio de Administración Tributaria (SAT) presentó una recaudación de 395,918 millones de pesos bajo el concepto de eficiencia recaudatoria y cobranza sin necesidad de judicialización, lo que representó una disminución anual de 10% real, de acuerdo con el informe trimestral, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al cierre del tercer trimestre del año pasado, la recaudación, sin necesidad de judicialización sumó 439,885 millones de pesos.

Cabe resaltar que al cierre del tercer trimestre del 2020, grandes contribuyentes como BBVA, FEMSA, IBM, Grupo Modelo, Walmart, América Móvil y Minera Fresnillo pagaron los adeudos que tenían con el fisco de ejercicios anteriores un evento no recurrente y que favoreció a la recaudación.

“La diferencia radica en ello, por los adeudos pendientes de las empresas. El proceso (de cobro) continuó con otras empresas, sin embargo se abarcó a una mayor cantidad de grandes contribuyentes en el 2020”, comentó en entrevista Adrián García Gómez, coordinador de Ingresos e impuestos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La eficiencia recaudatoria y cobranza se divide en cuatro rubros: grandes contribuyentes, fiscalización, comercio exterior y recaudación.

En grandes contribuyentes la recaudación fue de 143,740 millones de pesos al tercer trimestre del 2021; esto es una caída anual de 29% en comparación con el mismo periodo del año pasado. No obstante, en los tres apartados restantes se observaron incrementos.

“Los otros tres componentes que engloban esta eficiencia recaudatoria son mayores en el 2021. (Los aumentos en) la fiscalización, el comercio exterior y recaudación es porque se siguen mejorando los procesos en donde se están haciendo auditorías más eficientes, se tiene un mayor control en aduanas y en general se fiscaliza todo de una mejor manera”, comentó el entrevistado.

De acuerdo con el SAT, comercio exterior tuvo una recaudación de 47,411 millones de pesos, 12% más que un año atrás, mientras que la fiscalización aumentó 1% anual y la recaudación creció 5.8%, al cierre del tercer trimestre del 2021.

La eficiencia recaudatoria y de cobranza del SAT tiene como objetivo identificar omisiones o inconsistencias en el cumplimiento de obligaciones. Además, de promover el pago de adeudos fiscales.

Durante el periodo comprendido de enero-septiembre, por cada peso invertido en los actos de fiscalización el SAT lo multiplicó en 141.5 por medio de la recuperación de cifras cobradas.

santiago.renteria@eleconomista.mx