Hubo problemas de comunicación al interior del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para definir el cargo por el cuál se ratifica a Victoria Rodríguez Ceja en el Senado, acusaron los legisladores de la oposición desde la discusión del dictamen, antes del mediodía del jueves, en la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

Desde temprano, la discusión en comisiones se encendió por las diferencias entre los oficios que hicieron llegar tanto Presidencia como la Secretaría de Gobernación (Segob) respecto a la llegada de Rodríguez Ceja a Banxico. En el primero de ellos, el de Presidencia, se lee que se propone a la funcionaria como “Miembro Integrante de la Junta de Gobierno de Banxico”, mientras que en el segundo, firmado por López Hernández, dice “como integrante de la Junta de Gobierno y gobernadora de Banxico”.

“El último comunicado que llegó a esta soberanía debería ser el que imperara, y el último comunicado del día 25 de noviembre el secretario de Gobernación establece claramente que la propuesta es para integrar el órgano de gobierno y para que sea considerada como propuesta a ser gobernadora. Entonces lo menos que podríamos hacer aquí, lo muy básico, es solicitarle a la Presidencia de la República que nos aclaren, ¿quieren que sea integrante solamente del órgano de gobierno o que sea gobernadora? Una cosa u otra, o las dos, mejor dicho, pero que sean ellos quienes lo aclaren”, aseveró más tarde, en el pleno del Senado, el panista Víctor Oswaldo Fuentes Solís.

Las acusaciones de los partidos de la oposición radicaron en que, en la comparecencia de la funcionaria un día antes, varios legisladores de Morena ya daban por hecho que Rodríguez Ceja comparecía para ser gobernadora del banco central, luego del término del mandato de Alejandro Díaz de León, actual gobernador de Banxico, el próximo 31 de diciembre.

Los morenistas, con ánimos de avanzar rápidamente en la ratificación, llegaron a alzar la voz para destacar que sólo se ratificaba a Victoria Rodríguez como un miembro más de la institución y, será el Ejecutivo Federal quien proponga al próximo gobernador o gobernadora entre los integrantes de la Junta de Gobierno, en donde el Senado ya no tiene facultad alguna para aceptar o rechazar. El oficio de Segob, dijeron, venía con ese error y su deber era señalarlo y continuar con el proceso.

“Nos estamos lavando las manos al decir que el Senado sólo aprueba a integrantes, pero esta Cámara también puede erguirse como un defensor de la legalidad y, a sabiendas de lo que el Presidente pretende, ser explícitos de que no cumple con los requisitos para ser gobernadora”, aseveró el senador Gustavo Madero (PAN).

Recordó que cuando se dio la noticia de que Victoria Rodríguez Ceja llegaría a la institución central, el presidente Andrés Manuel López Obrador la nombró como sucesora de Díaz de León, con lo que se convertiría en la primera mujer al frente de Banxico.

Aún con estas críticas y peleas, el pleno del Senado avaló la ratificación, y Victoria Rodríguez Ceja rindió protesta ante el Senado para su nuevo cargo, el cual empezará el próximo 1 de enero del 2022.

ana.martinez@eleconomista.mx