Analistas financieros prevén que la corrección a la alza que divulgará el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su pronóstico de crecimiento para el mundo y Estados Unidos no alcanzará a México.

De acuerdo con los especialistas, el impacto de las nuevas obligaciones tributarias en el ejercicio empresarial y en los bolsillos de las familias continuará limitando la capacidad del consumidor y del industrial mexicanos para acelerar la actividad económica.

Esta mañana, economistas del FMI divulgarán una actualización de su Panorama Económico Mundial (WEO, por su sigla en inglés) para economías seleccionadas avanzadas y emergentes.

La directora gerente del organismo, Christine Lagarde, ya había anticipado una corrección a la alza en el pronóstico de crecimiento mundial, conducida por la mejor situación de economías avanzadas.

En entrevista, el Director de la consultoría CAPEM en México, Antonio Castro, considera que el organismo internacional sostendrá sin cambios su previsión para México, que actualmente es de 3 por ciento.

Dice que, pese al mejor panorama comercial que ofrecerá Estados Unidos al mercado de exportaciones, esto no será suficiente para generar un impacto positivo en el PIB mexicano, que en cambio se verá lesionado de forma importante por la aplicación de la reforma tributaria.

CAPEM tiene el pronóstico de un crecimiento del PIB para este año de 2.5%, que fue revisado a la baja tras la aprobación de la reforma tributaria.

MERCADO POR ARRIBA

Asimismo, economistas de bancos globales mantienen sin cambios sus pronósticos de crecimiento. El Deutsche Bank sostiene su previsión del PIB para México este año en 3.2% debido al poco dinamismo que, refiere, tendrá la construcción en este año.

No obstante, el más reciente Consensus Forecast levantado por la consultoría FocusEconomics, en el que recaban previsiones de más de 30 grupos financieros y consultorías, muestra que el promedio del mercado espera un crecimiento de 3.4% para el 2014.

El consenso coincide con el pronóstico del grupo de economistas de JP Morgan, que mantiene también sin cambios su expectativa de crecimiento en 3.4% para México, que es más positiva que el que tenía el FMI al cierre del año pero está por debajo de la previsión oficial, que se encuentra en 3.9 por ciento.

LAS EVIDENCIAS

Por ahora, el pronóstico de crecimiento mundial del FMI se encuentra en 3.6%, una previsión que incorpora el recorte desde 3.8% que tenían en julio. Según Lagarde, están dadas las condiciones para esperar un crecimiento mundial mayor.

En octubre, que fue el mes cuando difundieron los pronósticos más recientes, el FMI esperaba en la primera economía del planeta, Estados Unidos, un crecimiento de 2.6 por ciento.

La semana pasada, desde Paris, la OCDE difundió sus indicadores coincidentes, entre los que destaca la consistencia de las economías de Estados Unidos y Japón, lo cual podría estar conduciendo también la decisión del FMI de modificar a la alza su previsión de crecimiento mundial.