A pesar de que el gobierno federal asegura que, a partir del 2017, la deuda del país empezará a reducirse como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), para el Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP) los compromisos que hoy se tienen como el pago de pensiones, servicio de la deuda y las participaciones federales harán que al cierre del sexenio en 2018, la deuda represente 53% del PIB.

Héctor Villarreal, director general del CIEP, comentó que, al inicio de la actual administración en 2012, se esperaba que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público la medida más amplia de la deuda se esperaba que para el 2018 sería del 50% del PIB, pero se adelantaron dos años.

NOTICIA: En el 2015 México realizó el mayor pago de intereses por deuda

"El aceleramiento de la deuda nos ha llevado a elevar el pago de interés de la deuda, el cual está por encima del déficit (...) Hay muchos compromisos que se asumieron de largo plazo y que ya están aquí", dijo en la presentación del estudio Implicaciones del Paquete Económico del 2017.

Indicó que actualmente el gasto en pensiones absorbe cerca del 90% de la recaudación del IVA; pero en dos años el gasto en pensiones del gobierno va a rebasar la recaudación de este gravamen.

La situación empeora cuando del servicio de la deuda o bien el costo financiero de la deuda, ya que dentro de los próximos años se podría decir que todo lo que se obtenga por ingresos tributarios excluyendo IVA e ISR todo se destinaría al pago de interés.

"Entonces, el espacio fiscal que le queda al gobierno es demasiado reducido".

NOTICIA: Tipo de cambio, sin riesgo para la deuda de México

Villarreal comentó que si bien el 53% del PIB no es tan alto, el problema es que los ingresos con los que cuenta el gobierno federal no son suficientes. "No hay evidencia de que se presagie una crisis macroeconómica, pero sí vemos una gangrena; es decir un problema más microeconómico".

Al respecto, Adrián García Gómez, investigador de ingresos del CIEP, comentó que en estos dos últimos años, la reforma fiscal ya dio lo que tenía que dar, pues se espera que en 2017 represente el 13.3% del PIB y para 2022 será del 13.8%; es decir, en cinco años solo crecerá cinco puntos porcentuales del PIB, lo cual es muy bajo considerando los compromisos que se tienen.

 

Pensiones afectan presupuesto de salud y educación

Sunny Villa, investigadora del gasto público del CIEP, refirió que en el alto gasto en pensiones ya se están afectando los presupuestos de servicios y derechos básicos e indispensables para la sociedad mexicana: salud y educación.

"El presupuesto educativo disminuye 4.8% en el 2017 debido a que debemos pagar más en pensiones y deuda; mientras que en salud veremos una reducción real de más de 4,000 millones de pesos".

NOTICIA: Deuda interna se acelera y casi alcanza 6 billones de pesos

Para el 2017, el pago de pensiones del gobierno federal será de más de 700,000 millones de pesos, uno de los incrementos más altos, y el cual se debe al crecimiento demográfica que se está viviendo en el país.

Villa refirió que el gobierno debe reducir más el gasto en áreas de los ramos administrativos, el poder judicial y en los ramos autónomos.

erp