El Consejo del Banco Central de Chile optó unánimemente por despedirse de 2.5% en que estaba la tasa de interés desde junio del 2017 y subirla 25 puntos base —por primera vez desde fines del 2015— a 2.75 por ciento. Además, inició el proceso de retiro del estímulo monetario en la economía.

“La decisión del consejo consideró que las holguras de capacidad se han venido reduciendo durante los últimos trimestres y lo continuarán haciendo en línea con lo previsto en el Informe de Política Monetaria (IPoM), lo que llevará a que la inflación total y subyacente se ubiquen en torno a 3% en los próximos trimestres”, dijeron.

En este escenario, la autoridad “considera que el estímulo monetario debe comenzar a reducirse para asegurar que las perspectivas de inflación se mantengan en torno a la meta (...) un inicio oportuno de este proceso permite proceder con gradualidad y cautela. Ello otorgará los espacios necesarios para que el consejo defina la velocidad adecuada del retiro del estímulo monetario”.

Sobre la actividad, el central planteó que la minería tuvo retrocesos explicados por “factores puntuales” en algunas faenas en los últimos meses, mientras que el resto de los sectores “evolucionó de acuerdo a lo proyectado en el IPoM”.

Sobre el empleo —otra de las dudas de los economistas—, los consejeros agregaron que “la revisión de fuentes complementarias de información sobre el mercado laboral —incluyendo registros administrativos— indica un mayor dinamismo del empleo y las remuneraciones que el sugerido por las encuestas”.

Respecto al escenario internacional, si bien reconoció que sigue caracterizado por la volatilidad en medio de la “divergencia” en el crecimiento de la economía de Estados Unidos respecto a sus pares, las presiones financieras sobre el resto de las economías emergentes “han tendido a moderarse”.

Apuntando al 2019

Para el economista jefe de Itaú, Miguel Ricaurte, el central actuó en coherencia con la comunicación desde la reunión de septiembre. Y aunque octubre podría parecer prematuro para un alza de tasas, “el consejo seguramente sopesó el daño a su credibilidad que tendría el no subir tasas”. Así, estima cuatro alzas hasta 3.75% en el 2019.

Desde la óptica de Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa, “éste es un tema comunicacional para quienes no esperábamos que la subieran en esta oportunidad” y el haber empezado le permitirá al banco “llevar una gradualidad e ir evaluando la normalización de aquí en adelante”.

La economista senior de BCI Estudios, Francisca Pérez, ve tres incrementos del interés rector, para llevar la tasa a 3.5 por ciento. “El Banco Central está subiendo la tasa en el momento adecuado, era algo que nosotros teníamos en nuestro escenario base. Era el momento perfecto para hacerlo”, enfatiza.

El economista senior de Credicorp Capital, Felipe Guzmán, señala que el instituto emisor ponderó que las últimas cifras de actividad responden a “factores puntuales”, argumentando que un alza adicional en diciembre “iría en la línea opuesta a la gradualidad deseada”.

“Como escenario base creemos probable que el Banco Central incremente la tasa rectora en tres o incluso cuatro ocasiones el próximo año, para llevarla a niveles de 3.50% o levemente superiores a fin del 2019”, concluye.

Mientras que en Banchile Inversiones apuntan: “Destacamos también que en el 2020 la tasa de interés convergerá a su valor neutral entre 4.0 y 4.5%, por lo que un valor de cierre para el 2019 de 3.5% es concordante con esta cifra”.

Financiar compra de linio, entre los planes

Falabella recauda 550 mdd en subasta para su estrategia de e-commerce

La minorista chilena Falabella recaudó unos 550 millones de dólares en una subasta de acciones que destinará a enfrentar la expansión de los gigantes del comercio electrónico Amazon y Alibaba en la región. El remate de acciones forma parte de un aumento de capital que será completado con una oferta preferente para los actuales propietarios de Falabella, en la que se sumarían otros 275 millones de dólares para dejar en mejor posición a la compañía.

“(Esto) nos pone en el camino de las inversiones para consolidarnos como una plataforma física y digital en América Latina”, dijo a periodistas el gerente general de Falabella, Gastón Bottazini.

“Con estos recursos nos sentimos con mucho más respaldo (...) Nos va a poner en una posición competitiva buena para no solamente seguir creciendo en estos mercados, sino para enfrentar players globales”, agregó.

Falabella, con unidades de operación en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay, fijó en 5.250 pesos (unos 7.7 dólares) el precio de las acciones del aumento de capital para un total de 84.3 millones de títulos, mediante una oferta primaria y secundaria.

Una parte importante de los nuevos recursos será destinada a financiar la compra en 138 millones de dólares de Linio, que es relevante en México, Perú, Argentina y Chile, además de tener oficinas en Estados Unidos y China.

Falabella también ocupará parte de los nuevos recursos en el desarrollo de la franquicia de la europea IKEA en Chile, Colombia y Perú y en otros negocios del conglomerado.

Antes de las operaciones de adquisición de Linio y de IKEA, Falabella había anunciado una inversión de 3,900 millones de dólares. (Con información de Reuters)