Son los bancos griegos los principales tenedores de deuda pública de su país y, por ende, los más expuestos a cualquier deterioro de las finanzas gubernamentales, advirtió el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF| por su sigla en inglés).

De acuerdo con Hung Q. Tran, economista del Instituto, desde septiembre del año pasado los bancos internacionales comenzaron a deshacerse de los títulos emitidos por el gobierno griego, bonos que en sustitución, fueron tomados por sus instituciones financieras locales.

Y las estadísticas del Banco de Pagos Internacionales (BIS por su sigla en inglés), lo confirman. Desde el último trimestre del año pasado, los bancos comerciales disminuyeron sus exposiciones al mercado griego, al reducir a la mitad la tenencia de bonos.

Según las estadísticas más recientes del llamado banco de bancos, al cierre del año pasado las posiciones de los bancos internacionales en el mercado griego sumaron 48, 500 millones de dólares contra 76,800 millones registrados al cierre del 2009.

Esto significa que desde el año pasado los bancos comerciales de Grecia se han convertido en los principales tenedores de la deuda pública, observó el especialista del IIF.

Al incrementar las tenencias de bonos de su propio gobierno se han vuelto más vulnerables a cualquier deterioro de las cuentas públicas , advirtió.

De acuerdo con Tran, un deterioro mayor de la situación financiera de Grecia también arrastraría a los tenedores externos de títulos.

Según las mismas estadísticas del BIS, de los bancos extranjeros que aún conservaron títulos griegos al cierre del año pasado, son los franceses los que tienen la mayor exposición que equivale a 54% de la deuda total.

Les siguen los alemanes con 23% de la exposición y los de Reino Unido que conservan 10% de los bonos. Sumados, Francia, Alemania y Reino Unido poseen 87% de los títulos griegos.

[email protected]