Bali, Id. El Banco Mundial (BM) “buscará la forma de trabajar con la próxima administración” de México si es de su interés, para mejorar las condiciones del capital humano, consignó el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

“Mejorar las condiciones de vida de la gente y fortalecer el capital humano requieren años de cambios en las políticas públicas. Vietnam lo hizo en su sistema educativo. A Finlandia le tomó 30 años lograrlo también en educación;  China está avanzando, Corea y Japón también. La pregunta que debe hacerse México es qué requiere para avanzar”, comentó.

Durante la conferencia de prensa que marca el inicio de las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional indicó que mejorar el capital humano no requiere solamente que la economía se encuentre operando con estabilidad. Ni siquiera depende solamente de una mejor distribución del gasto público. Muchas veces, también se requiere que participe la iniciativa privada.

Acerca de América Latina, dijo que se encuentra en etapa crítica porque desarrollar el potencial de las personas requiere de inversión y de una movilización interna de recursos.

En el plano global, el presidente del organismo reconoció su preocupación por la escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

“Estamos preocupados por las tensiones comerciales y en la reunión que compartimos con el secretario de la OCDE y el director de la Organización Mundial de Comercio sostuvimos que el comercio es crítico para todos. Y para reducir la pobreza extrema”.

Más allá de los límites, el riesgo

Si todos los países van más allá de los límites, imponiendo más aranceles, seguramente vendrá una desaceleración clara en la economía, afirmó.

Por ahora, comentó, el organismo se encuentra tratando de identificar dónde están sus clientes en las cadenas de valor. Principalmente los que están asociados con los países en controversia, como China.

Enfatizó que este avance tendrá importantes repercusiones en la gente. Primero minando el crecimiento de las economías, luego limitándolas para apoyar en la reducción de la pobreza.

[email protected]