BBVA advirtió este miércoles sobre un entorno empresarial más duro en México este año, mientras el mayor mercado del banco español se adapta a las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El banco informó que una caída del 14% del peso con respecto al año pasado, en medio de preocupaciones de que Trump pueda poner fin a un tratado de libre comercio con su vecino del sur, contribuyó a un descenso de casi 30% en sus ganancias del cuarto trimestre.

NOTICIA: Exportaciones mexicanas mantendrán competitividad, pese a entorno: Citigroup

Casi la mitad de las ganancias del segundo banco más grande de España provienen de México, que ha compensado la reciente debilidad de su mercado doméstico.

El presidente ejecutivo de BBVA, Carlos Torres Vila, dijo que el crecimiento estructural del banco en México debería seguir siendo fuerte en el 2017, pero anticipó un menor crecimiento económico y un clima de incertidumbre derivado del nuevo Gobierno de Estados Unidos, lo que podría afectar su negocio.

La ganancia en México se redujo cerca de un 6% a 571 millones de euros en el cuarto trimestre del 2016, a pesar de que BBVA informó que su crecimiento estructural se mantuvo fuerte y su beneficio aumentó 10% sin fluctuaciones monetarias.

La utilidad neta total de BBVA en el trimestre fue de 678 millones de euros (unos 731 millones de dólares), por encima del promedio de estimaciones de los analistas calculado por Thomson Reuters, de 548 millones de euros.

NOTICIA: Expectativas de PIB, en deterioro; inflación, al alza

En un primer momento, los resultados hicieron subir las acciones de BBVA en torno a un 2.4%, pero el pronóstico sobre México invirtió el alza y los papeles perdían un 0.5% a las 11:49 GMT.

Los resultados del banco también se vieron afectados por un cargo único de 400 millones de euros relacionado con una impugnada cláusula hipotecaria, la que ha mermado las ganancias de los bancos españoles luego de que el máximo tribunal europeo anuló en diciembre un fallo que limitaba sus responsabilidades.

erp