El Régimen Simplificado de Confianza es la nueva apuesta del gobierno federal para ampliar la base de contribuyentes al sistema tributario y por lo tanto que se ingrese más dinero al erario en el corto y mediano plazos.

De acuerdo con la Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación se establece que el fisco recaudará de impuestos 3 billones 944,520 millones de pesos el siguiente año, lo que representa un crecimiento de 7.7% en comparación con lo aprobado para este año.

En este sentido, el Impuesto sobre la Renta (ISR) será la mayor fuente de ingresos tributarios; se prevén ingresos por más 2 billones 73,493 millones de pesos. Y aquí es donde el nuevo régimen podría tener un rol importante.

“Con este nuevo Régimen Simplificado de Confianza, podríamos contar con una mayor base gravable como país, que en un principio permitiría tener un mayor cobro de ISR”, comentó Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico en Monex Casa de Bolsa.

La entrevistada agregó que los cambios legales a la Ley del Outsourcing también serían parte de la estimación en la recaudación del ISR para el 2022. Recordó que con la reforma a dicha ley se vio una cifra histórica en la adhesión de trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social para un mes de agosto.

Por su parte, Luis Pérez de Acha, experto en derecho fiscal, comentó a El Economista que el nuevo régimen simplificado que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha planteado es audaz.

“Sí hay una propuesta recaudatoria y es que paguen los que no están pagando en este momento ISR, sin embargo, en el mediano y largo plazos el objetivo es que se den de alta más contribuyentes al sistema, y así queden bajo el control de la SHCP y del Servicio de Administración Tributaria (SAT)”.

Por ejemplo, en el caso del mercado laboral formal, declaró que, hay muchos empresarios, sobre todo los jóvenes que pueden tomar el beneficio de esta facilidad para regularizarse y darse de alta ante el SAT.

De acuerdo a la ILIF,  las nuevas tasas para las personas físicas oscilan entre 1 y 2.5 por ciento. En el caso de las personas morales que ingresen hasta 35 millones de pesos anuales, su impuesto será calculado mediante sus ingresos efectivos.

“Una queja histórica de los que son Pymes o profesionistas es que han tenido que cumplir las mismas obligaciones que los contribuyentes grandes; eso planteaba desánimo”, aclaró de Acha.

Contribuciones

  • 3.9 billones es pera recaudar el fisco a través de impuestos en el 2022.
  • 21 millones de micro y pequeños negocios serían beneficiaros.
  • 96 por ciento de las personas morales serán beneficiarias del nuevo régimen.
  • 2.5 por ciento es la tasa máxima para personas físicas que ganen hasta 3.5 mdp al año.
  • 79.8 millones de contribuyentes hay registrados actualmente.

santiago.renteria@eleconomista.mx