Montevideo. Uruguay tuvo que esforzarse al máximo para vencer 4-2 a Perú en el estadio Centenario de Montevideo, por la sexta fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Brasil-2014, y trepó al segundo lugar de las posiciones.

Sebastián Coates, a los 15 minutos, Maximiliano Pereira (29), Christian Rodríguez (62) y Sebastián Eguren (90+4) marcaron los goles de la celeste, que desperdició un penal por intermedio de Diego Forlán a los 54 minutos, atajado por el portero peruano Diego Penny.

Los incas descontaron con un autogol del defensa charrúa Diego Godín (40) y un tanto de Paolo Guerrero (47).

Con la victoria, Uruguay quedó segundo en el premundial con 11 puntos, uno menos que el líder Chile, mientras que Perú quedó hundido en el último lugar con solo tres unidades.

La oncena de Oscar Tabárez dominó el primer tiempo gracias a la presión de su mediocampo y la movilidad de sus delanteros, lo que se plasmó en el marcador a los 15 minutos, cuando un tiro de esquina de Diego Forlán fue conectado de cabeza por Sebastián Coates.

A partir del gol de apertura se vieron los mejores minutos de Uruguay, que con la rapidez de sus delanteros, ayudados por los carrileros Alvaro Pereira y Maximiliano Pereira acorralaron al rival generando varias situaciones de gol. Fue así que llegó el segundo tanto para los charrúaas, convertido por Maxi Pereira.

Aunque los visitantes, dirigidos por el uruguayo Sergio Markarián, parecían dominados por el desconcierto, Uruguay bajó la guardia y en una jugada aislada un centro por la izquierda de Rinaldo Cruzado tomó mal parada a la defensa y el zaguero Diego Godín con un fatídico cabezazo contra su arco puso el descuento que devolvió a los peruanos al partido.

En el segundo período Perú salió decidido a conseguir el empate y lo logró rápidamente, a los 47 minutos, mediante su capitán Paolo Guerrero.

Rodeado por los defensas uruguayos, Guerrero recibió un centro en el área chica, la contuvo con el pecho y remató hasta el fondo del arco de Fernando Muslera ante el asombro de los 70,000 espectadores presentes en el estadio Centenario.

La angustia del público local pareció desvanecerse cuando el árbitro cobró un penal cometido contra el delantero del Nápoles italiano, Edinson Cavani. Sin embargo, allí surgió la figura del espigado Diego Penny, que se estiró hacia su derecha para desviar el fuerte remate desde los 12 pasos de Diego Forlán.

En el momento de mayor desconcierto de los locales, el técnico Oscar Tabárez echó mano al banco de suplentes y optó por inyectar movilidad al equipo con la entrada a los 60 minutos de los volantes ofensivos Christian Rodríguez y Gastón Ramírez.

Los cambios dieron resultado y un minuto después de su ingreso el Cebolla Rodríguez aprovechó una jugada ofensiva y marcó de cabeza el ansiado tercer gol celeste.

Lejos de amedrentarse los peruanos siguieron buscando el arco de Uruguay y, aprovechando las debilidades de los charrúas en el juego aéreo que se vio resentido por la ausencia de Diego Lugano, exigieron a Muslera.

Pese a ir en ventaja la falta de solvencia de la defensa uruguaya y el empuje de los incaicos, que nunca bajaron los brazos, expusieron a los locales hasta el final del partido.

En los descuentos llegó una gran arremetida de Ramírez de contragolpe, que cedió a Cavani quien a su vez se la dejó al recién ingresado Sebastián Eguren para que convirtiera el cuarto y definitivo tanto.

Una vez más los campeones de América sufrieron más de lo esperado, frente a un Perú que llegó al duelo herido por malos resultados y la ausencia de varias de sus figuras pero que tuvo la jerarquía para complicar a la defensa local.

Uruguay visitará a Colombia en septiembre por la séptima fecha del premundial, mientras que Perú será local frente a Venezuela.