Iker Franco fue el bienaventurado de una fiesta vespertina que se preparó con todos los ánimos para que se matizara de color rojo muy intenso.

El bajacaliforniano, como hace meses en la Serie Final, fue el principal autor, complementado con el bateo oportuno, el pitcheo de relevo y la pasión con la que el mánager Matías Carrillo vive cada partido, para que Tigres de Quintana Roo doblegara 8-6 a Diablos Rojos del México, en lo que fue la apertura 2012 de la Liga Mexicana de Beisbol en el Distrito Federal.

Al partido de ayer por la tarde en el Foro Sol no le faltó ningún elemento que causara insatisfacción al célebre partido que alguna vez fue llamado guerra civil: 24,833 asistentes en el inmueble de Churubusco, en el que se aprecia el ambiente familiar y sana convivencia, nulas posibilidades de lluvia, clima templado, alternativas en el marcador en favor, emociones hasta el último out y la presencia de una leyenda del deporte mexicano como madrina de los escarlatas, la exgolfista tapatía Lorena Ochoa Reyes.

Pero todo lo que estaban dispuestos a gozar el club capitalino y sus seguidores con una probable victoria que se maquilaba en los deseos con un 5-4 en la séptima entrada, se esfumó cuando Franco anotó la carrera de la equidad a cinco en el mismo episodio.

Un episodio después, El Vaquero mermó el bullicio de la amplia mayoría de espectadores diablos.Iker tomó el bate, preparó sus muñecas y tronco para brindar su mejor swing de la tarde (no como los de gran poder que les dio el título en el 2011 en el mismo escenario), uno muy colocado posterior por el left field que llevó a home al primer y segunda base, Sergio Contreras y Carlos Gastelum, quienes habían comenzado el inning con batazos sencillos y elevados hacia el jardín izquierdo, además de un toque de pelota Willie Romero, que adelantó almohadillas a los dos ya mencionados. El electrónico, ese en el que se lee Marca Diablos indicaba 7-5 para los de Quintana Roo con más de dos horas y media de encuentro transcurrido.

Tigres aprovechó su buen ritmo con la madera y el ineficiente trabajo de los relevistas escarlatas, para añadir otra anotación vía el corredor emergente Francisco Lugo, gracias a un imparable de Alex Romero que implicó la última anotación de los visitantes.

Los pingos se esforzaron hasta el último capítulo. Con dos outs en contra, todavía fueron capaces de mover a Leo Heras y Oscar Robles por las almohadillas, el primero marcó la sexta carrera a través de un batazo sencillo de Emmanuel Ávila; sin embargo, Japhet Amador no tuvo un destacado último turno y con un roletazo hacia la segunda base acabó con las posibilidades de los 15 veces monarcas del circuito de verano.

Tenemos un equipo balanceado, apenas va comenzando la temporada , mencionó al término del duelo, Iker Franco, quien acabó de 4-2, con tres carreras producidas.

El nacido en Ensenada se manifestó emocionado por la asistencia al primer duelo del 2012 en el

Infierno Solar. Ojalá sigan llenando el estadio , refirió.

La victoria desde el montículo se la acreditó el cubano Amauri Sanit, con salavamento del dominicano Sandy Nin. El revés correspondió al nacional Orlando Lara.

[email protected]