Sultanes de Monterrey es tricampeón, incluso pentacampeón. En el 2012 la institución neoleonesa volvió a posicionarse en el primer lugar de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) en asistencia a un estadio, como ha sucedido desde el 2010.

Y no es únicamente con sus dos escuadras en el soccer que los regiomontanos muestran afluencia a un espectáculo deportivo. En el Rey, la afición también respondió en la recién concluida temporada en su fase regular, a la cual acudieron 645,302 espectadores, según las cifras consultadas en el sitio de la LMB.

Tal como lo documentó este diario el pasado 12 de marzo, para el público asiduo al beisbol en dicho estado del norte de nuestro país, no es inconveniente que por ingresar se paguen los boletos más caros de todo el circuito, desde 20 y hasta 250 y en promedio por localidad 122.5 pesos. Si se contempla dicho precio para obtener un estimado de los ingresos económicos por esta vía para el club, el tentativo beneficio sería de 79 millones de pesos en un total de 57 encuentros celebrados en el Palacio Sultán.

Ese más de medio millar de personas tuvo estímulos para darse cita en el Estadio de Futbol Monterrey, además de ser el segundo equipo con más triunfos en el campeonato, como lo fue el juego sin hit ni carrera de Walter Silva frente a Rieleros de Aguascalientes apenas el 11 de julio.

Otros factores para acudir al inmueble, acorde a lo manifestado en la red por diversos aficionados, son las promociones implementadas por la directiva, que encabeza José Maiz; el ambiente familiar en el interior, así como la presencia de grupos de música norteña por espacio de una hora al concluir los duelos.

Sultanes -con una media de 11,321 individuos que se dieron cita en el estadio- superó en total de asistencia por 177,391 individuos a Saraperos de Saltillo, aunque éstos sólo tuvieron 54 compromisos en el Francisco I. Madero, y por 327,877 a Acereros del Norte en 53 aperturas efectuadas en el estadio Monclova.

Cinco veces el Rey de la taquilla

Desde hace ocho campañas Monterrey ha sido dominador en aforo en cinco ocasiones, siendo desplazado en el 2009 (204,698), el 2007 (491,628) y el 2005 (374,630) por Acereros, Saraperos (dos veces) y Potros de Tijuana (2005), de manera respectiva. En el 2007 se alzaron con el título ante Leones de Yucatán, pero en asistencia fueron superados por Saltillo. El peor registro en entrada de público fue el 2009, cuando descendieron hasta la quinta posición.

diego.fragoso@eleconomista.mx