Playa del Carmen, Qro. Las 623 semanas que Tiger Woods permaneció como número uno de la PGA parecen inigualables. Nadie como el estadounidense, que sólo abandonó su reinado cuando en el 2009 sus problemas personales derivaron en una baja en su nivel de juego y le han negado la posibilidad de conseguir un título más en la PGA.

Habla para El Economista el australiano Greg Norman, conocido también como el Gran Tiburón Blanco, debido a su blanco cabello y su forma agresiva de jugar, con la autoridad que le confiere haber sido antes que Woods­ el poseedor del récord con 331 semanas en el puesto de honor de la lista mundial. No tener a alguien con claro dominio en el ranking es algo saludable para el golf.

Cuando yo jugué, había varios jugadores que dominábamos, (Nick) Faldo, (Severiano) Ballesteros, José María (Olazábal) y creo que es bueno para el juego. El golf debe tener muchos jugadores buenos compitiendo regularmente, no creo que ningún deporte deba tener sólo un jugador importante porque, al final del día, debe haber competencia entre los mejores jugadores. Por eso creo que el golf es más saludable actualmente , explicó el también empresario.

Respecto de Woods, Norman aseguró que el exnúmero uno del mundo retomará pronto su nivel Tiger está buscando encontrar su vía, eso nos pasa a todos cuando envejecemos, pero al menos un año más seguirá teniendo rivalidad con Phil (Mickelson), quien ya empieza a bajar su ritmo. Es una rivalidad que es buena, siempre lo es en cualquier deporte .

El desarrollo de la marca Greg Norman

A sus azules ojos viene el brillo cuando piensa el australiano en sus diseños de campos de golf. El Camaleón, campo en el que se disputa el Mayakoba Golf Classic, es autoría suya. Me involucré en el diseño en 1986 como consultor de un proyecto en la isla de Lanai, en Hawai, en un campo llamado La Experiencia en Koala , comentó.

Fue sólo el inicio. A partir de entonces, el nombre del australiano se ha convertido en una marca redituable que ha abierto aproximadamente 74 campos, mientras que otros 29 se mantienen en proceso de construcción, uno de los cuales será el de Punta Tiburón en Veracruz, México.

Pero quizá, el impulso más importante para la compañía de diseño de campos de golf de Greg Norman será el campo para los Juegos Olímpicos de Río 2016 que planificó junto con la exnúmero uno del golf, la mexicana Lorena Ochoa.

Hicimos nuestro trabajo y ahora hay que esperar la decisión (del COI). No hay nada que podamos hacer, no estamos ni emocionados ni nerviosos. Lorena le dio mucho carácter al proyecto, se presentó muy bien durante la exposición de éste y estaba muy interesada en aprender los detalles, cómo diseñar un campo. Se involucró mucho en todo el proceso.

(Lorena) ha sido una compañera muy buena durante todo este proceso, esperamos obtener el contrato porque nuestra idea del diseño es hacer un campo en el que se pueda jugar amigablemente y que además sea un reto para cualquiera que juegue en él , explicó.

Se acentúan entonces las arrugas del Tiburón Norman cuando piensa en el significado que tendrá el ingreso de este deporte en el programa olímpico, creo que el golf en las olimpiadas puede cambiar la percepción del juego a través del mundo. Ha sucedido en China, en México, en Centroamérica. Esto servirá como un trampolín para hacer crecer el golf en todo el mundo , concluyó.

[email protected]