El matrimonio le costó a FIFA 16 millones de euros anuales.

En la unión con France Football, el máximo organismo de futbol decidió entregar un solo premio al mejor jugador del mundo, al comprar la licencia del balón de oro que creó la publicación francesa desde 1956. Ahora, con la cancelación del acuerdo, ¿cuál será la legitimidad de los premios?

Ayer, Cristiano Ronaldo se alzó con su cuarto galardón, en la edición 2016 del premio, en la modalidad que regresa al formato anterior, cuando los ganadores los designaban únicamente los periodistas, a diferencia de los seis años de relación con la FIFA, donde se incluían los votos de capitanes y técnicos de los 211 combinados nacionales, situación que generó polémicas.

Contrariamente a la prensa, (los seleccionadores y capitanes nacionales) no tomaban en cuenta el palmarés de la temporada. Por eso hemos estado abonados a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo , escribió para France Football, Jean-Pierre Papin, analista, exjugador y ganador del premio en 1991.

Durante el contrato entre France Football y FIFA existieron testimonios de capitanes y técnicos de selecciones nacionales que acusaron de cambiar su voto para la premiación o cuando en la edición del 2014 se amplió el periodo de recepción de votos, lo que fue recibido entre algunos entrenadores y periodistas como ventaja para Cristiano.

Con la relación de France Football y FIFA sólo hubo dos ganadores distintos, precisamente el futbolista portugués y el argentino.

Lionel Messi ganó cuatro de sus cinco balones de oro (2009, 2010, 2011, 2012 y 2015) en la etapa de relación de ambas instituciones, mientras que Cristiano obtuvo tres de los cuatro premios que ostenta (2008, 2013, 2014 )

Desde que en 1991 FIFA decidió dar un premio al mejor futbolista del mundo, imitando la tradición del Balón de oro, apenas en siete de 19 ediciones los ganadores en cada uno de los premios fue diferente; es decir, en 64% de las ediciones el ganador coincidió para ambos premios.

Las elecciones más polémicas fueron en 1994, cuando France Football eligió a Hristo Stoichkov y FIFA a Romario, campeón del mundo con Brasil, cuando el defensa alemán Matthias Sammer obtuvo el Balón de oro, después de haber ganado la Champions League con Borussia Dortmund, y Ronaldo recibió de João Havelange el premio a mejor futbolista de la FIFA, una clara apuesta al futuro de la industria, cuando el delantero brasileño apenas tenía 20 años.

Ronaldo, el preferido de la prensa se impone con autoridad. Como relató Jean-Pierre Papin, el sector de los periodistas sugiere el voto más objetivo de la premiación, al menos eso ha pasado en los antecedentes donde los futbolistas que obtuvieron la simpatía de los especialistas también coincidieron con el jugador más ganador de la temporada.

El Balón de oro ya no es al mejor futbolistas, ya todo es política , expresó Franck Ribéry. En el 2013, el mediocampista francés llegaba a la premiación después de ganar el triplete con Bayern Múnich, Liga, Copa y Champions, ninguno de sus rivales logró los mismos resultados, Cristiano y Messi, y aunque el voto de la prensa lo favoreció con 46%, los capitanes y técnicos no le dieron la victoria. Aquel año Cristiano Ronaldo obtuvo el premio

Lo mismo pasó en el 2010, cuando Wesley Sneijder ganó el triplete con Inter de Milán y fue subcampeón del mundo con la selección de Holanda. Según los votos de los especialistas el holandés era el indicado para ganar el balón de oro, pero Messi obtuvo la simpatía de capitanes y entrenadores.

Para el 2016 y con el regreso al formato original de France Football, Cristiano ganó por mayoría absoluta. El ganador de la undécima Champions con Real Madrid y el primer título continental de Portugal en su historia, obtuvo 47.8% de las preferencias de los periodistas, dejando en segundo lugar a Messi (20.2%), que sólo ganó Liga y Copa, además de perder la final de la Copa América Centenario con Argentina.

Cristiano ganó el balón de oro con la mayor diferencia entre la rivalidad con Messi, 27.6%, superando la edición del 2011, cuando Lionel se impuso con diferencia de 26.2 por ciento. Aparte de Messi, habían sido nominados tres argentinos: Sergio Agüero, Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín. Cristiano vuelve a tener el mundo a sus pies.

[email protected]