La segunda estrella de la escudería Mini, el español Nani Roma, entró en escena en el rally Dakar-2013 al ganar la quinta etapa que marcó el ingreso a Chile tras recorrer 509 kilómetros entre Arequipa, Perú, y Arica.

Los pilotos dejaron atrás la arena para introducirse en la prueba especial de 172 km (para autos y camiones) y 136 km (para motos y cuatriciclos) en valle tras valle de terreno duro y a menudo con piedras y quebrado, para finalizar en el litoral del Pacífico chileno.

Nani Roma, relativamente discreto desde la partida en Lima -tiempo en que brilló su compañero de equipo y líder de la general Stéphane Peterhansel- demostró que está en buena forma y logró el primer puesto de la etapa con una marca de 1 hora 49 minutos y 40 segundos, 1 minuto y 23 segundos delante de Peterhansel.

El imprevisible Robby Gordon y su Hummer mostró su espíritu combativo y finalizó tercero. El estadounidense prácticamente se despidió de la carrera el martes cuando estuvo inmobilizado dos horas tras un vuelco.

Con el mismo espíritu el español Carlos Sainz, también con pocas chances, finalizó quinto con su buggy con los colores de Catar.

El perdedor de la jornada fue el catarí Nasser Al-Attiyah, que debió abrir el camino por ser el vencedor de la etapa anterior, algo que no lo favoreció, y perdió minutos preciosos por un error de navegación.

Pero se mantiene segundo en la clasificación general detrás de Peterhansel, aunque ahora a casi 10 minutos.

El mano a mano entre ambos seguirá su curso, pero la ventaja del hombre de Mini es más que pronunciada.